libroEl material elaborado por el Foro por el Derecho a la Educación fue lanzado el día martes 18 de agosto en el Museo de la Educación Gabriela Mistral. En dicha actividad participaron representantes de diversos sectores del movimiento por la educación que compartieron sus visiones sobre la educación pública, los desafíos frente a las nuevas reformas y las tareas urgentes para fortalecer y unificar las fuerzas sociales de cambio.

En las palabras de bienvenida, Henry Renna, secretario del Foro, señaló la situación crítica de lo público en Chile por la privatización generalizada de la educación a manos del neoliberalismo y que, la necesaria reconstrucción de ésta pasa no sólo por un fortalecimiento administrativo y financiero del Estado docente sino por un rol activo de las comunidades en dicho proceso. Un radical involucramiento de ellas en la producción pedagógica dentro del aula, en la organización de la escuela, la conformación de barrios educativos y la definición de la política pública.

La primera intervención fue de Leticia Figueroa, del Colectivo Acción Docente y de la Campaña a Dignificar la Carrera Docente quien recalcó la necesidad de pensar una carrera orientada a formar docentes como sujetos constructores de justicia social y no, reproductores de lineamientos externos, ajenos a la escuela y su comunidad educativa. No habrá educación pública sin un nuevo sentido del trabajo dentro del aula.

También Mauricio Pino, de la Campaña Alto al SIMCE, problematizó sobre las dificultades de la escuela para pensar lo público desde el estrechamiento curricular que provoca esta prueba censal y desde el agobio de toda una comunidad para el cumplimiento no de proyectos pedagógicos sino de metas vinculadas a incentivos económicos y miedos laborales. En este sentido la discriminación y la competitividad no son valores propios de lo público sino del mercado.

Por su parte Dario Vázquez, secretario general del Colegio de Profesores, y parte de la disidencia del magisterio, insistió en el logro para Chile que significa un involucramiento radical de jóvenes docentes en estas peleas y debates, esto representa la fuerza naciente de un recambio de las estructuras sindicales tradicionales. El desafío hoy para reconstruir lo público es la unidad de todos los actores, no para hacer frente a una reforma sino pensar qué educación queremos. No es reconstruir la escuela pública que teníamos ayer, pero sí rescatar su espíritu, sus valores, sus lógicas solidarias, fraternas y comprometidas con la transformación del país.

Arturo Pino, presidente de la recientemente creada Federación Nacional de Trabajadores de la Educación Pública, planteó que esta gran batalla por reconstruir lo público pasaba por la necesaria disputa desde afuera en las calles y desde adentro en el Estado con los trabajadores, que no podían estar disociadas. A su vez anunció la creación histórica de la mesa de educación dentro de la ANEF y que será dirigida por los sindicatos y asociaciones federadas buscando un nuevo trato, no sólo con el Estado como empleador, sino con la gente, construir lazos directos desde los trabajadores de la educación con las comunidades y territorios donde esté presente.

Luego de esto intervino Germán Caniguante de la Federación Mapuche de Estudiantes, el que compartió los avances en las reivindicaciones del estudiantado mapuche que pasó en los últimos años de una ampliación de las becas a la demanda por la educación propia, en ese sentido la Universidad Mapuche sigue siendo una deuda del Estado chileno con una educación que reconozca la pluralidad del país. Señaló además el vínculo estricto entre educación y territorio, entre comunidad y producción de saberes y conocimientos y por cual, un nuevo sentido de lo público para los chilenos y los pueblos primarios requiere necesariamente de la restitución de los territorios ancestrales y el respeto por la reproducción de las formas de vida autónomas.

Continuó con las palabras Marta Matamala, presidenta Federación de Estudiantes USACH y una de las voceras de la CONFECH, quien puso en tensión la idea de lo público, por un lado desde la crisis del Estado para garantizar siquiera el bienestar dentro de las escuelas existentes, por otro la avanzada incesante del mercado en copar toda la demanda y paralelo a ambas, la escasa vinculación de las instituciones con sus barrios y la participación popular de la gente. Así las cosas ¿queda algo de lo público hoy? ¿hay algo que “tomarse” o debemos reconstruirlo?

Captura de pantalla 2015-08-24 a la(s) 12.32.55

(Clickea en el mapa para verlo con más detalles)

Para cerrar las intervenciones estuvo Claudia Arévalo, actual vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, quien anunció el trabajo de la ACES junto a otros sectores para rehacer su propuesta educativa, profundizando en la idea de control comunitario y reafirmando la demanda por el acceso libre, gratuito y universal y sin lucro. Pero además poniendo dos ejes nuevos en la mesa como es el desarrollo de una educación no sexista y descolonial y pensar la educación no sólo dentro de la escuela sino especialmente en su vínculo con el territorio, ¿Cómo se avanza en verdaderas poblaciones y barrios educativos?

A su vez fueron invitados educadores y participantes de experiencias de educación popular y autogestionaria a comentar las propuestas. Primero fue Carlos Ahumada del Colegio Paulo Freire en San Miguel quien comentó de ese necesario tránsito de la petición a la autogestión, a levantar por nosotros/as mismos alternativas educativas liberadoras que den pistas para una otra educación. También recalcó que lo público no se limita a lo estatal y debiesen ser consideradas estas experiencias dentro del debate nacional.

Y Cristián Olivares de la Escuela Pública-Comunitaria del barrio Franklin, quien primero hizo una revisión de las múltiples experiencias históricas de producción educativa de las organizaciones sindicales y populares, mostrando su carácter transformador en el seno de la clase trabajadora e invitó a la necesaria articulación entre las experiencias prácticas de educación y las luchas sociales por la conquista de este derecho.

En las palabras de cierre Juan Gonzales de OPECH y Centro Alerta invitó a seguir pensando formas para articular un debate nacional sobre qué entendemos por educación pública en tanto ella determinaría el espíritu global de lo público para la sociedad completa, determinaría el rol de las comunidades educativas, el campo de acción del mercado escolar y las responsabilidades y obligaciones del Estado.

Se extendió la invitación para el 1 y 2 de septiembre al Seminario Internacional de Educación Pública y Privatización en la Universidad de Chile.

Descarga libro “Una década de luchas y propuestas por el derecho a la educación”.