lilith herreraDurante el pasado lunes, Lilith Herrera, activista por los derechos de la diversidad sexual y actual militante de la Agrupación Pan y Rosas Teresa Flores, fue atacada por un sujeto en Valparaíso, en las cercanías del Registro Civil. Según lo denunciado por la organización, el individuo la golpeó violentamente en el estómago, mientras le gritaba “maraco conchetumadre”.

Lilith asegura haber sido golpeada por ser trans. “Lo hizo un sujeto que se creyó con el derecho a golpearla hasta verla en el piso, hay un responsable material y directo, pero no es solo él, sino toda una política sistemática de discriminación, exclusión y violencia que viven nuestras compañeras trans, quienes no tienen derechos legales ni sociales, negados por la élite política”, señalaron desde PTR.

Hace semanas, otra joven trans porteña fue apuñalada, lo que demuestra la nula eficiencia de la Ley Antidiscriminación (o Ley Zamudio) para enfrentar la violencia transfóbica que aún es amparada por la ley, las instituciones religiosas y diversas políticas  del Estado.

“Desde la militancia de Pan y Rosas hacemos un llamado a feministas, comisiones de género y sexualidades, organizaciones de diversidad sexual y al movimiento estudiantil de la región a solidarizar activamente con nuestra compañera y amiga. Redoblando la fuerza por levantar campañas contra los crímenes de odio y por el derecho a la ley de identidad de género“, enfatizaron.