protestaDurante este viernes, un grupo de estudiantes decidió ocupar la sede de la UDI, repudiando el apoyo del partido a la marcha que los camioneros realizaron ayer rumbo a la capital. En la manifestación estuvo presente el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES), Ricardo Paredes, y la vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Javiera Reyes.

“No deja de ser curioso que el gran empresariado y los dirigentes de la UDI y RN sean opositores a todos estos cambios, pero de la noche a la mañana se tomen carreteras para cuidar lo suyo, dañando a otros vehículos e impidiendo el paso a niños enfermos. Esto es digno de una escena de sedición de lo peor que hemos visto en Latinoamérica”, recalcó la vicepresidenta de la FECh.

protestaLos estudiantes acusan al partido gremialista de haber provocado una cortina de humo que desvía la atención de las verdaderas necesidades del pueblo de Chile, especialmente en cuanto a educación, salud, previsión, trabajo y Constitución. Al respecto, Ricardo Paredes recalcó que “la pataleta del poder económico ha llegado a niveles pocas veces visto desde el regreso a la democracia. Para colmo, los movimientos sociales debemos soportar la impresentable actuación del ministro Jorge Burgos, quien se ha convertido en un verdadero buzón de los mensajes y estrategias del empresariado para torpedear los cambios”.

El dirigente secundario recordó que el movimiento estudiantil lleva años marchando y no ha recibido ningún saludo del Ministro del Interior, en contraste con el recibimiento que los transportistas tuvieron ayer por parte de La Moneda. Durante la ocupación, los estudiantes lucieron unos camiones de juguete, llamados “camiones de la sedición”, en evidente señal de molestia hacia los vínculos de los camioneros movilizados con la derecha chilena. 

“Lo que vimos ayer fue un verdadero ejercicio de enlace, como no lo veíamos hace 20 años, en el que los empresarios del transporte de nuestro país, amparados en partidos de derecha, avisaron que son capaces de llegar a lo último con tal de que no los toquen. Chile necesita cambios, necesita que el cobre sea para el pueblo, necesita que los ricos paguen los impuestos que deben pagar y no necesita cortinas de humo que cambien el rumbo de la agenda”, enfatizó Diego Martínez, consejero superior de la Usach.