1429275988_bacheletEl gobierno de la Nueva Mayoría ha enfrentado un año complejo y las encuestas vuelven a poner la crisis en evidencia: durante esta jornada, la Adimark reveló que la desaprobación de la presidenta Bachelet alcanzó un 72%, mientras que el apoyo al gobierno alcanzó su piso más bajo, con sólo un 18% de adhesión y un 79% de rechazo. 

En el mes de agosto, la aprobación de la Presidenta alcanzó el 24%, lo que para Adimark constituye “el nivel más bajo registrado en la serie histórica de evaluación presidencial, iniciada en 2006”.

Durante las últimas semanas, las diferencias se han ido profundizando al interior de la Nueva Mayoría, sumado a una negativa evaluación ciudadana de asuntos de interés común. Al respecto, es el área de manejo de la delincuencia el peor evaluado, con sólo un 6% de aprobación y un 92% de rechazo, su nivel más alto hasta ahora.

En tanto, en el área de educación se observó un aumento en el apoyo, llegando a 23% de aprobación. “Su aumento ocurre tras el término del paro docente a fines de julio, y tras el anuncio, por parte del Gobierno, de modificaciones a los proyectos educacionales”, explicó Adimark.

Entre los ministros, la secretaria de Estado de la cartera de Trabajo, Ximena Rincón, alcanzó uno de los máximos niveles de apoyo, con un  48%, mientras que el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, cayó 8 puntos porcentuales en la aprobación de la ciudadanía, registrando un 46% de aprobación.