LINERADurante el próximo 25 de septiembre se realizará la conmemoración del 50º aniversario de la revista Punto Final, en la explanada del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, pero una polémica ha puesto la realización del evento en entredicho.

Según relató Radio Universidad de Chile, el director de Punto Final, Manuel Cabieses, aseguró que el Museo decidió vetar la presencia del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, quien era uno de los invitados especiales al acto.

La decisión fue comunicada por el director ejecutivo del Museo de la Memoria, Ricardo Brodksy, al representante legal de la revista, argumentando que la presencia de García Linera podría perjudicar a la institución, dado que el financiamiento proviene del Estado y las relaciones diplomáticas entre Chile y Bolivia se encuentran en estado de tensión.

Por su parte, Cabieses aseguró que se trata de una “decisión discriminatoria” y anunció que buscarán un recinto independiente, “libre de prejuicios chovinistas”, donde celebrarán el aniversario con la presencia del vicepresidente boliviano y otros representantes.

“Para nosotros como museo, esto es muy delicado porque, en el fondo, nos pone como escenario para la reivindicación marítima boliviana”.

Brodsky insiste en que nunca se les informó sobre la visita de García Linera a la presentación y que “para nosotros como museo, esto es muy delicado porque, en el fondo, nos pone como escenario para la reivindicación marítima boliviana, lo que cambia completamente el carácter del acto que estábamos trabajando que es un aniversario de la revista”.

Además, Brodksy señaló que “es bastante evidente que el acto se iba a convertir en un acto reivindicativo del tema de la mediterraneidad boliviana. Este museo no es el espacio para eso”. Además, recalcó que la decisión fue tomada en conjunto con el directorio de la institución, que integra la presidenta Michelle Bachelet, además de otras figuras como Fernando Montes, Carlos Peña y Agustín Squella.