ottopérezEl vocero de gobierno de Guatemala, Jorge Ortega, confirmó la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, luego de haber sido despojado de su inmunidad y de enfrentar una orden de detención por delitos que lo asocian a corrupción. 

“Es una decisión personal, para mantener la institucionalidad y enfrentar en forma individual el caso que se lleva en su contra”, recalcó Ortega, luego de que Pérez decidiera presentar su renuncia durante la jornada del pasado miércoles, a las 19 horas.

El presidente de Guatemala había prometido recientemente tener “mano dura” contra la delincuencia, pero sintió el golpe de sus propias palabras cuando miles de personas salieron a la calle a pedir su renuncia, molestos por los escándalos que terminaron involucrando a su gobierno.

El período presidencial de Pérez Molina debía terminar en enero de 2016, luego de las elecciones del próximo 6 de septiembre, que podrían tener un balotaje el 25 de octubre. En tanto, el Congreso se reunirá de emergencia para citar al vicepresidente, Alejandro Maldonado y permitir que asuma el mando.

Pérez Molina es acusado de liderar una poderosa mafia aduanera junto a la ex presidenta, Roxana Baldetti, una de las imputadas por el caso que se encuentra en prisión preventiva. El hoy ex mandatario ha negado las acusaciones y había rechazado renunciar durante las últimas semanas, pese a que las investigaciones lo consignan como jefe de La Línea, un grupo que se enriquecía en base a sobornos por el paso de mercancías importadas sin el pago de impuestos.

Durante la jornada, se espera que el otrora presidente de Guatemala asista a los tribunales para enfrentar los cargos que lo acusan de asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera.