femicidioDurante la mañana del pasado domingo se reportó un nuevo intento de femicidio, en medio de un año marcado por la violencia contra la mujer y la falta de políticas contundentes para enfrentarla. Esta vez, Óscar Salinas, de 42 años, logró ser detenido en la calle al ser sorprendido por los policías con ambas manos quemadas.

El hombre cayó en contradicciones en su discurso ante Carabineros. En un principio señaló que su mujer trataba de quemarse a lo bonzo y él reaccionó para protegerla, pero lo confuso de su relato terminó por alertar a la policía.

La discusión se inició cuando la pareja consumía alcohol en la pieza donde ambos vivían. La mujer de 41 años, en tanto, permanece en riesgo vital internada en el Hospital de La Florida.

Carabineros supo del hecho luego de encontrar al hombre caminado en la calle con las manos quemadas. “Carabineros dispuso un vehículo policial que se traslada al domicilio que registra, verificando en el lugar que su conviviente se mantenía con quemaduras en su rostro y gran parte del cuerpo. Es trasladada en forma inmediata a un centro hospitalario”, relató el comandante Eugenio Montt, de la 36° Comisaría de La Florida.

El agresor, Óscar Salinas, permanece detenido por intento de homicidio frustrado y ya fue puesto a disposición de la Fiscalía. Mientras, las cifras oficiales y las estadísticas trabajadas por organizaciones feministas siguen evidenciando el complejo escenario de violencia con el que deben lidiar las mujeres en sus hogares y/o fuera de ellos.