4_2_CAP

Foto: SunEdison

 

En el salón Esmeralda del Edificio de la Intendencia Regional, los integrantes de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de la Región de Valparaíso aprobaron por unanimidad la construcción de dos proyectos fotovoltaicos que traerán energía renovable a la matriz regional.

El primer proyecto se denomina “Parque Solar Olmué”  y tendrá  126 MW de potencia instalada, con una inversión de U$300 millones de dólares, considera la instalación de 422.104 paneles solares. Su generación de energía eléctrica será inyectada al Sistema Interconectado Central (SIC) a través de la línea de alta tensión Polpaico-Quillota, ya existente. Será la planta fotovoltaica más grande de la zona central del país. Se espera que su inicio de obras parta a fines de este año.

Mientras que el segundo proyecto que tiene por nombre “Parque Solar Limache” tendrá una potencia instalada de 9 MW y contempla una inversión de U$18 millones. La transmisión de la energía eléctrica se realizará mediante la línea de media tensión de 12kV que forma parte de línea de distribución que abastece a la zona y estará compuesta por 29.520 paneles fotovoltaicos.

Ambos proyectos serán desarrollados por la empresa SunEdison Chile Limitada,  y se les estima una vida útil de 25 años.

El Seremi de Energía, Jorge Olivares Tirado, señaló que la aprobación de estos dos proyectos son importantes para la Región de Valparaíso “nos permite diversificar la matriz energética regional, ya que en la actualidad el 50% es a gas, el  43% carbón, un 4% de energía hidráulica y un 3% petróleo, por tanto tenemos poca oferta de energía renovables, y esto es un aporte al desarrollo de la Región”.

Al mismo tiempo, Olivares precisó que “los paneles solares no afectan el suelo agrícola, ya que quedan sobre él, por lo que si eventualmente finalizada la vida útil de estos proyectos se quisiera recuperar el suelo, este se podría volver a utilizar”.