lemebelEn enero próximo se cumplirá un año desde la muerte del escritor y artista visual Pedro Lemebel. Desde mucho antes de su partida, la pluma visceral de las crónicas y novelas del autor sanmiguelino, además de la desenfrenada propuesta visual que encarnó como parte de Las Yeguas del Apocalipsis, han hecho crecer la admiración de nuevas generaciones. A su vez, ha inspirado el trabajo de las organizaciones emergentes que luchan por la diversidad sexual desde la educación secundaria.

Ese es el caso del Colectivo Pedro Lemebel, que nace entre “las paredes de la casona roja”: paradójicamente, el Liceo Manuel Barros Borgoño, donde el mismo Lemebel estudió. Sus organizadores cuentan que la idea era “fundar una instancia para organizarse y aliarse, en contra de las fuerzas patriarcales del profesorado y algunas estudiantiles, que pese a las distintas ideologías, coincidían en algo: el machismo, la misoginia y la homofobia”.

lemebel

Desde su creación, el colectivo contaba con 17 alumnos de segundo, tercero y cuarto medio, organizados para frenar lo que señalan como actitudes recriminatorias hacia la diversidad sexual. “Lemebel encaja perfectamente con los objetivos de nuestro colectivo: levantar una temática tan tabú como el género en un liceo de hombres se podría comparar con su trabajo de Las Yeguas el Apocalipsis en dictadura, además del trabajo literario, activista e intervencionista”, explican sobre la relacion con el artista.

La idea de la organización es poder combatir las expresiones del machismo en cada espacio estudiantil posible, a través de foros, intervenciones artísticas-políticas y culturales y proyectos políticos. En alineación con otros movimientos feministas secundarios, aseguran que desean “retomar” el trabajo de organizaciones como Las Quimeras, Las Putas Babilonias, La Alzada, Las Wachas del Sistema y Pan y Rosas, entre otras, disputando discusiones también en el movimiento estudiantil.

COLECTIVO LEMEBEL: “EL GOBIERNO HA CEDIDO A LAS PRESIONES DE LAS FUERZAS CONSERVADORAS”

lemebelConformado por estudiantes feminista de distintos liceos de Chile, el Colectivo Lemebel busca estrenar nuevas sedes de organización en Concepción y Talca, además de otras comunas en Santiago (Recoleta, Pudahuel y La Cisterna).

En el camino recorrido hasta hoy, los estudiantes denuncian haber sufrido la persecución de algunos sostenedores de colegios particulares subvencionados por sus definiciones ideológicas y adelantan su indiferencia al rol de la Iglesia: “No es un tema para nosotros, actualmente no hemos compartido ningún tipo de espacio común y tampoco es de nuestro interés hacerlo”.

Desde la trinchera feminista, se han vinculado con la lucha por la despenalización del aborto, planificando una gira de conversatorios que aterricen el contexto del tema. Respecto del proyecto impulsado por Bachelet, que ya fue despachado de la Comisión de Salud, señalan que es un espacio a disputar y que, si el movimiento social no se involucra, se entregará un gato por liebre a las mujeres chilenas.

lemebel“Así lo ha demostrado el Gobierno, al ceder a las presiones de las fuerzas conservadoras como la DC, la Iglesia, la derecha y sus secuaces. Creemos que hay que ver bien el diagnóstico, y lograr que este pequeño avance, sea un avance de verdad y no un retroceso”, argumentan desde el colectivo.

Entre sus próximas actividades se cuenta un foro de aborto en la Universidad Metropolitana Ciencias de la Educación, que contará con la presencia de Myriam Araos, embarazada durante su prisión política y torturada en dictadura (martes 22 de septiembre, 17 horas). Además, junto a OTD Chile (Organizando Trans Diversidades) desarrollan un trabajo constante de propaganda y movilización y ya planean su próximo evento: el “TransFest”, el primer festival trans en Chile, que se realizará próximamente.