Alexis TsiprasEl líder del partido Syriza, Alexis Tsipras, todavía agradece el apoyo del pueblo griego a su coalición durante las últimas elecciones legislativas del pasado domingo. Tsipras trabajará desde este lunes en la formación de un nuevo gobierno griego, responsable de aplicar las reformas económicas exigidas por los acreedores a cambio de ayuda económica.

La victoria electoral fue rotunda: Tsipras repitió su triunfo del pasado 25 de enero, logrando un 35,4% de los votos. “Dimos una batalla difícil y estoy muy contento porque el pueblo nos dio un mandato claro para seguir luchando en el interior y el exterior”, recalcó en el centro de Atenas.

Los resultados parciales indican que Syriza y Griegos Independientes alcanzarían una mayoría de 155 escaños en el Parlamento, que cuenta con un total de 300 puestos. Así, se repetiría la coalición formada a inicios del año, cuando Tsipras se convirtió en jefe de gobierno y Kamennos en ministro de Defensa. En tanto, la abstención electoral fue de 44,1%, la más alta en Grecia desde el restablecimiento de la democracia en 1974. 

Para el líder, esta es una “victoria del pueblo” y permitirá seguir la lucha iniciada hace siete meses. “Este resultado no pertenece a Syriza. Pertenece a las clases sociales del país, a la gente que lucha, que quiere un mañana mejor, y sueña con un mañana mejor”, recalcó Tsipras.

Fortalecido por el apoyo popular, Tsipras logra retener el poder de sus adversarios políticos y asumirá el cargo ante el presidente de la República durante este lunes, después de haber renunciado hace semanas para dar inicio al proceso electoral. En adelante, tendrá el desafío de demostrar que es capaz de llevar a cargo las subidas de impuestos y las reformas estructurales sin dañar a las clases sociales más vulnerables de Grecia.

La salida de la crisis no vendrá de forma mágica, pero vendrá“, prometió.