desclasificación popularCincuenta años de silencio están a punto de romperse. Esa es la promesa del artista visual Francisco Tapia, más conocido como “Papas Fritas”, en un nuevo y provocador intento de tensionar al máximo la relación del arte con la historia y la política. Tapia, junto a ex presos y presas políticas del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), presentarán una instalación que entrega un manual de instrucciones para dar inicio a un proceso de desclasificación popular. 

El artista, junto a un equipo multidisciplinario, encontraron una especie de vacío legal en la Ley 19.992, donde se estableció que recién en 2054 se podrían hacer públicas las declaraciones del Informe Valech, con cerca de 37 mil carpetas calificadas.

Según Papas Fritas, la ley expresa que se mantendrá el secreto “sin perjuicio del derecho personal que asiste a los titulares de los documentos, informes, declaraciones y testimonios incluidos en ellos, para darlos a conocer o proporcionarlos a terceros por voluntad propia”.

En esta iniciativa, las víctimas podrían pedir sus documentos y darlos a conocer por completo o parcialmente, de manera anónima, a través del sitio web www.desclasificacionpopular.cl habilitado por el artista.

En tanto, en la explanada de Matucana 100 se instalarán 3 mil manuales con instrucciones para participar del proceso de desclasificación, formando la frase “la memoria es nuestra”. “Los nombres de los torturadores no aparecen en la instalación. La persona que fue presa política o torturada es quien va a comenzar un proceso de desclasificación, que para mí es un proceso artístico, de poder crear, verdad, justicia e historia y que cada una de ellas y ellos son los creadores de la obra”, afirmó Papas Fritas.

La instalación será presentada el próximo 26 de septiembre y se mantendrá hasta el 4 de octubre en Centro Cultural Matucana 100.