El diputado independiente, Giorgio Jackson, criticó duramente la falta de determinación del Gobierno respecto a cómo han llevado adelante el proceso constituyente luego de que los presidentes de la Nueva Mayoría pidieran a la Presidenta aplazar el inicio del procedimiento para octubre.

En este sentido, el parlamentario señaló a eldesconcierto.cl que “para hacer una nueva constitución se necesita determinación y evidentemente se tendrán que quebrar huevos”.

Jackson también apuntó sus críticas a la oposición indicando que “quienes impusieron sus términos ideológicos en la actual constitución obviamente van a estar en contra de modificarlos, incluso siendo una minoría”.

Por lo mismo me parecería injustificable y vergonzoso políticamente aceptar el veto de ellos bajo la “búsqueda de consensos”, en vez de la deliberación ciudadana a través de un plebiscito y ojalá posterior asamblea constituyente“, agregó.

Las declaraciones de Jackson se dan en medio de una compleja búsqueda de consensos para la redacción de una nueva constitución, pues las posturas difieren entre la oposición y el oficialismo, así como al interior de los partidos que componen la Nueva Mayoría.

Desde la oposición, la UDI se inclina por realizar sólo ajustes constitucionales mientras que en RN apuestan porque el proceso constituyente se realice mediante los canales institucionales con el Congreso como eje.

Al interior del oficialismo, la DC opta por una reforma constitucional que no parta de cero y que reduzca el poder que tiene el Presidente de la República mediante un régimen semipresidencial, incorporando la figura de un Primer Ministro; por otro lado, el PC, el PPD y el PS abogan, con algunas diferencias, por una asamblea constituyente; mientras que el PR propuso que se genere una comisión especial y que mediante el censo de 2017 se realicen preguntas sobre el contenido de la Carta Magna y el procedimiento técnico, pero sólo de carácter consultivo.

Desde la denominada bancada AC han criticado la metodología optada por el Gobierno desde que el Ejecutivo anunciara que el proceso constituyente sería consultivo y no vinculante. Las críticas también apuntan a la polémica que causó las palabras del ministro del Interior, Jorge Burgos, respecto a la actual Constitución sobre la cual opinó “le ha dado 25 buenos años a este país”.