La Haya

Luego de cuatro meses de alegatos orales entre los equipos jurídicos de Chile y Bolivia, este jueves el presidente de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, Ronny Abraham, comenzará con la lectura del fallo sobre las excepciones preliminares interpuestas por Chile, sobre la demanda marítima que La Paz presentó ante el tribunal en 2013.

Ubicada en la ciudad holandesa de La Haya, la CIJ, órgano judicial más importante de la ONU, anunciará si continúa o no con el litigio planteado por Bolivia para que Chile dialogue “de buena fe” una salida soberana al mar sobre la base de propuestas unilaterales.

Previamente al fallo, las autoridades nacionales han establecido una postura sobre la incompetencia de la CIJ para revisar la disputa, ya que la demanda boliviana, según Chile, busca modificar un Tratado firmado en 1904 que fija los límites territoriales entre ambas naciones y que es anterior al Pacto de Bogotá de 1948, a partir del cual se le otorga jurisdicción al tribunal para dirimir conflictos limítrofes en la región.

A la víspera, la presidenta Michelle Bachelet, declaró la tranquilidad con que Chile espera un fallo un “que puede tener distintos escenarios”.

“Creo que lo que está claro es que cualquiera sea el escenario que se abra mañana esto no significa cesión territorial de Chile, y por tanto el país puede esperar con tranquilidad y con seriedad los resultados del día de mañana”, afirmó la mandataria.

La Jefa de Estado se ha reunido previamente al fallo, con ex presidentes, ambas ramas del Congreso Nacional y representantes de partidos políticos, quienes han ratificado su apoyo al a postura chilena ante el tribunal.

En tanto en Bolivia, políticos y ex presidentes esperan con optimismo la resolución de la CIJ, mientras que las actividades en el país se paralizarán para esperar con una vigilia el resultado del fallo.

Este será el punto culmine de un proceso que se inició en 2009, cuando el presidente de Bolivia, Evo Morales, modificara la Constitución para establecer la obligación de buscar una salida soberana al mar, la cual le fue arrebatada al país vecino tras la Guerra del Pacífico entre 1879 y 1883.

LOS TRES ESCENARIOS VISIBLES DE LA DECISIÓN
1. Rechaza la objeción que planteó Chile:
Procede al análisis del fondo del asunto, es decir, la demanda boliviana. La Corte fija nuevos plazos para la entrega de documentos en la fase escrita y una nueva fase de alegatos orales para ambas partes.

2. CIJ no es competente en el caso:
La Corte acepta la objeción preliminar planteada por Chile y se abstiene de conocer el fondo del asunto. Lo que implicaría que la CIJ declara que no tiene jurisdicción para resolver el tema de fondo planteado por Bolivia con la demanda marítima. Así, el juicio concluye.

3. Emite su decisión al final del proceso legal:
Se conoce como la tercera vía. El Tribunal posterga la decisión sobre su competencia en el tema, hasta el momento en el que deba dictar la sentencia final sobre el fondo del asunto. En este escenario, la CIJ asume que la jurisdicción tiene relación con el fondo del asunto.

Estos tres escenarios son las posibilidades que establece el estatuto de la CIJ. Sin embargo, algunos juristas del equipo chileno han incorporado en el debate público la alternativa de un cuarto escenario que sería una combinación de las alternativas ajustadas a derecho disponibles. El llamado “cuarto escenario”  no aparece explicitado en el estatuto. Pero los expertos dicen que no habría problema, ya que legalmente funcionaría como una combinación de las opciones ya establecidas que significaría la declaración de la competencia parcial de la Corte, continuando el juicio de una manera acotada y la CIJ definiría las nuevas condiciones y el marco en donde se desenvolverá la discusión legal y sus fases.

 

Noticias en desarrollo…