Violeta ParraDurante el próximo domingo 4 de octubre, fecha en que se recuerda el nacimiento de Violeta Parra, será inaugurado el Museo de la cantautora en una ceremonia privada. Sólo dos días más tarde, el martes 6, el espacio abrirá sus puertas al público y saldará una importante deuda de las instituciones chilenas con el legado de la artista.

El Museo de Violeta Parra se ubicará en Vicuña Mackenna y contará con una importante muestra de la obra visual de la multifacética mujer: partiendo por una colección de 47 óleos, arpilleras y obras en papel maché. Fueron años de gestiones infructuosas para que los seguidores del amplio legado artístico de Parra puedan acercarse al fin a conocer sus obras.

El Museo contemplará en su exhibición una de las piezas mejor cuidadas de la colección de la pintora y tejedora: La arpillera contra la guerra (1963), que fue cuidada celosamente por su hijo Ángel Parra hasta que fue trasladada al museo en agosto pasado, según La Tercera. La obra es considerada una parte emblemática del inventario de la artista, aunque también muestra su deterioro con los años.

“Lo primero que vemos son personajes que aman la paz. La primera (de morado) soy yo porque es el color de mi nombre. Estoy acompañada por un amigo argentino, una amiga chilena y una indígena. Las flores de cada personaje corresponden a sus almas. El fusil representa la guerra y la muerte”, contó la misma Violeta en una entrevista en Ginebra.

El Museo recibirá aportes directos del Estado, al igual que el GAM o el Centro Cultural Palacio La Moneda y contará con una sala audiovisual con archivos de Violeta Parra, un auditorio para 100 personas dedicado a conciertos y charlas y una sala didáctica para mediación cultural. Al interior del museo, ya se piensa en la difusión sobre la artista de cara a su centenario en 2017. El catálogo de obras, sin embargo, espera ir creciendo con los años, ya que diversas obras de Parra se encuentran repartidas por el mundo y su propia familia.