fiscalia araucanía mapucheLa Fiscalía Nacional determinó derivar a las fiscalías de Bío Bío y la Araucanía antecedentes que apuntan a la existencia de grupos mercenarios y operativos en la zona cuyo propósito era estigmatizar las causas reinvindicativas del pueblo Mapuche en beneficio de los intereses forestales.

Los antecedentes fueron entregados en un documento de más de 300 por el diputado independiente Gabriel Boric, el área de comunicaciones de la Red por la defensa de los Territorios, Araucanía; el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, OLCA; el Grupo de trabajo Mapuche por Derechos Colectivos; organizaciones estudiantiles y medio ambientales.

El documento entrega testimonios de ex guardias vinculados a empresas de vigilancia en predios forestales, confesiones de obreros pagados para cometer atentados e incriminar a dirigentes Mapuche, peritajes inconclusos, testimonios públicos de parlamentarios, investigaciones periodísticas y causas judiciales abandonadas relacionados a atentados forestales. Según el documento los ataques habrían sido también cometidos por ex agentes del servicio de inteligencia de la dictadura militar y prestadores de servicios de vigilancia a empresas.

Asimismo, las organizaciones entregaron a la Fiscalía datos de la relación entre incendios de plantaciones forestales con plagas en los monocultivos, montajes informativos, cobros de seguros y colusiones de sectores empresariales, políticos y operadores de justicia en la Región de la Araucanía.

Para las organizaciones denunciantes, es inconcebible que con más de 15 años de antecedentes en su mayoría de carácter policial, el Ministerio Público jamás haya establecido líneas de investigación para determinar actos y responsabilidades relacionados a los intereses de empresas forestales, particularmente de las compañías forestal Mininco y Arauco. En cambio, según los denunciantes, los fiscales han preferido “tendenciosamente, con sesgo y racismo, levantar una abierta persecución a causas del Pueblo Mapuche“, según consta en un comunicado hecho públicos por OLCA.

Se ha hecho “referencia a los vínculos de operadores de la justicia con intereses de sectores políticos, empresas forestales y del latifundio colonial, haciendo referencia al ex Fiscal regional en la Araucanía, Francisco Ljubetic y también en particular, al ex persecutor Luis Chamorro, ex Fiscal quien por años llevó acciones de criminalización contra numerosos comuneros Mapuche. Chamorro renunció a su cargo en mayo del año 2014, aduciendo razones de salud para desvincularse, y hoy, está prestando servicios en calidad de lobista para la empresa forestal Arauco, del grupo Angelini.”, agrega el comunicado”,indica el comunicado.

Las organizaciones anunciaron que continuarán exigiendo ante diversas instancias el conocimiento de la verdad sobre diversos hechos que han quedado en la impunidad y que tienen directa relación con intereses forestales y del latifundio colonial. Por su parte, la Fiscalía Nacional hizo ingreso formal y oficial de los antecedentes y señaló que serán evaluados para la determinación de su factibilidad en el marco de una nueva línea de investigación que se levanta.