rapa-nui-011

Ya ha pasado un año desde que iniciaron las conversaciones que sostienen cerca de 20 organizaciones de Isla de Pascua en la denominada Mesa del Mar para decidir el futuro del proyecto de una gran reserva marina en la isla. La iniciativa iba viento en popa, pero hoy el líder rapanui Rafael Tuki Tepano afirma que la negociación no es válida ya que la ONG PEW, que lidera el proyecto, habría dado incentivos monetarios a los isleños.

Con el objetivo de desarrollar la pesca sustentable, la reserva marina iría desde el borde costero hasta las 50 millas náuticas que suma la isla Salas y Gómez donde los pescadores artesanales van a poder seguir desarrollando su actividad. Además, se contempla la creación de un Parque Marino donde no se permitiría ningún tipo de actividad. Para afinar los detalles de la iniciativa, se formó la Mesa del Mar, que pretende presentar el proyecto en el marco de la segunda versión de la conferencia internacional “Nuestro Océano 2015”, en Valparaíso, que empieza este lunes 5 de octubre.

Aunque a simple vista la iniciativa parece tener apoyo generalizado, esta mañana, a través de un comunicado, Rafael Tuki, representante de Rapa Nui en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), contradijo esta idea. “La solicitud de Parque Marino no nace de la iniciativa del pueblo Rapa Nui, sino que es una propuesta envasada desde una ONG extranjera. Se ha simulado la representación del Pueblo Rapa Nui en la denominada Mesa del Mar, y los denominados “cabildos”, financiados por la ONG, pero todo está pauteado. Nosotros queremos proteger el mar, evitar la pesca ilegal y la depredación, pero con respeto a la autonomía y en beneficio de los derechos del pueblo Rapa Nui, y no de una ONG transnacional extranjera”, lanzó Tuki.

El pascuense explicó que hay miembros de la mesa que han recibido cuantiosas donaciones de PEW. “El que no apoya el Parque Marino, no recibe la donación, la que es sólo una pequeña parte de lo que la ONG PEW recibirá como asignación si el Parque llega a concretarse. Por eso trajeron todo preparado y no ha habido ni información suficiente ni voluntad real del pueblo Rapa Nui expresada de manera alguna”, dice.

“La ONG PEW pretende vendernos la idea de que nosotros administraremos el Parque Marino, pero eso requiere cambios legales que demorarían años. Es más, ellos ponen la tecnología y nosotros las firmas. Nos preguntamos de qué manera eso se ajusta al derecho a la autodeterminación del Pueblo Rapa Nui, a que los Rapa Nui administren por sí mismos el parque marino. La verdad es todo lo contrario. No es la primera vez que la isla de Rapa Nui es parte de planes geopolíticos extranjeros, encubiertos como misiones de paz o sin fines de lucro”, asegura Tuki, quien calificó la medida de colonialista.

“Lo que hemos exigido como medida de protección y de uso de las 200 millas de mar que rodean la Isla, es que se traspase su administración al pueblo RapaNui, en asociatividad con el Estado de Chile. Incluso esta petición está plasmada en la propuesta de Estatuto especial presentada por la comunidad el año 2007. No obstante, el Estado prefiere asociarse a una ONG extranjera y a sus representantes pagados que al pueblo Rapa Nui”, acusó el dirigente.

“Le pido a la Presidenta que no se deje engañar una vez más. No ha habido un verdadero trabajo de la comunidad, la Mesa del Mar es una mesa pagada, los Rapa Nui rechazan el Parque tal como se ha propuesto”, afirma Tuki. El representante espera que la presidenta Michelle Bachelet anuncie en pleno acto de Valparaíso su apoyo al pueblo Rapa Nui para realizar una consulta interna y que sean ellos quienes determinen el modelo de gestión para el uso y la protección de sus recursos marinos “sin pauteo ni influencia de potencias extranjeras”.

Recordemos que es precisamente por este tipo de sucesos que Tuki solicitó al presidente de Bolivia Evo Morales que patrocinara a los Rapa Nui en una demanda para que la ONU los declare colonia de Chile. Así, podrán celebrar un plebiscito y decidir con autonomía su futura relación con Chile.

 

Lee a continuación el comunicado: