gendarmería

Disconformes con la respuesta del Gobierno a sus demandas, 500 funcionarios de la ex Penitenciaría de Santiago comenzaron un paro indefinido esta madrugada.

La Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes (Ansog) pide cambios en la carrera de los gendarmes una vez que ya trabajan. Explican que su trabajo es inestable y que, en promedio, un funcionario se demora 15 años en ascender. También hacen hincapié en que el hacinamiento en los recintos penitenciarios ya es inaceptable y, por lo mismo, han pedido a las autoridades que se hagan políticas para controlarlo. Pero no han obtenido una respuesta que los satisfaga y denuncian que han sido excluidos de las políticas antidelincuencia que el gobierno ha impulsado.

El sargento José González Barraza afirmó que el ex titular de Justicia, José Antonio Gómez, y la actual ministra Javiera Blanco “han coincidido en que Gendarmería tiene deficiencias críticas respecto a la carrera funcionaria, pero lamentablemente eso no ha ido de la mano con soluciones”, según consigna T13.

Por eso los funcionarios tomaron una decisión tajante: desde hoy, impedirán el ingreso de nuevos imputados al recinto. “Esto tiene directa relación con que en las cárceles chilenas no puede ingresar un nuevo imputado más”, detalló González en 24H. Tampoco realizarán labores de seguridad en el Centro de Justicia y no descartan que la movilización se extienda a nivel nacional dentro de los próximos días si no obtienen una respuesta hoy de parte de las autoridades.