Foto: ansog.cl

Foto: ansog.cl

Cerca de seis mil funcionarios de Gendarmería se han unido este martes a la paralización de carácter indefinido que comenzó ayer en Santiago promovida por la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes, ANSOG, quienes demandan mejoras en las condiciones laborales y mayores oportunidades para los trabajadores del gremio.

Según informó a Emol el sargento de gendarmería Joe González Barraza, ya son cuatro asociaciones que se han sumado en la Región Metropolitana a la movilización, mientras que en regiones se preparan jornadas reflexivas al respecto.

González afirmó que el ex titular de Justicia, José Antonio Gómez, y la actual ministra Javiera Blanco “han coincidido en que Gendarmería tiene deficiencias críticas respecto a la carrera funcionaria, pero lamentablemente eso no ha ido de la mano con soluciones“.

En tanto este el lunes, en la región del Biobío, el penal El Manzano mantuvo suspendidas las visitas y desencierro de los reos. Además, se han ido plegando a la movilización asociaciones de Osorno y Puerto Montt.

Debido al paro, las audiencias de control de detención sufrieron demoras y fue personal de Carabineros quien debió hacerse cargo de la seguridad en los traslados y al interior de las salas del Centro de Justicia.

Los funcionarios han exigido que hayan cambios respeto a la inestabilidad en el trabajo, la promoción de trabajadores que en promedio demoran 15 años en ascender, problemas con el hacinamiento en los recintos penitenciarios, entre otros temas.

Hasta ahora los gendarmes no han obtenido una respuesta que los satisfaga y denuncian que han sido excluidos de las políticas antidelincuencia que el Gobierno ha impulsado.

El paro de Gendarmería junto al del Registro Civil, instituciones dependientes del Ministerio de Justicia, son conflictos que  exigen solución a la ministra Javiera Blanco, quien hasta el momento no ha emitido un comunicado oficial.