Foto: Youtube.com

Foto: Youtube.com

La Iglesia Católica suspendió este miércoles de sus funciones al sacerdote italiano, Gino Flaim, quien hasta entonces cumplía funciones como colaborador pastoral, luego de afirmar a una televisora local comprender la pedofilia pero no la homosexualidad.

Soy capaz de entender la pedofilia, pero la homosexualidad no lo sé“, afirmó el sacerdote italiano a la cadena de televisión La7.

La sanción fue dada por la Arquidiócesis de Trento, en Italia, luego que Flaim, consultado en la entrevista señalara “he estado con muchos niños, los conozco, y sé que por desgracia hay algunos que buscan afecto porque no lo tienen en casa y pueden encontrar a algún sacerdote que sede“, según consignaron los medios italianos.

El religioso opinó que “quien vive estas situaciones, pedofilia u homosexualidad, experimenta cierto sufrimiento, creo yo, porque se ven diferentes al resto”.

Tras esas polémicas declaraciones, la Arquidiócesis emitió un comunicado en el que afirma “se desvincula plenamente” de esas opiniones y agrega que las declaraciones del sacerdote “no representan de ninguna manera la posición de la Arquidiócesis y el sentir de toda la comunidad eclesial”.