image (1)

Son 200 locales que llevan cerca de 15 años instalados en el galpón del persa Bio Bío conocido como el Mall del mueble que podrían ser desalojados la próxima semana.

Por eso ayer en la mañana los trabajadores se manifestaron en la intersección de la calle San Diego con Placer e incluso prendieron barricadas para mostrar su descontento, lo que afectó el tránsito e implicó la llegada de Fuerzas Especiales de Carabineros.

El terreno en cuestión pertenece a Walmart y su arriendo estaba a cargo de la empresa Carmona, que a su vez subarrendaba a los 200 locales del galpón construido sobre el lugar. El conflicto comenzó cuando la empresa, dueña de Líder, ganó una demanda para restituir el terreno y expulsar a Carmona del sitio para construir un supermercado. Carmona se fue, pero los arrendatarios, que afirman no haber sido notificados formalmente, siguen ocupando el lugar.

“Los terrenos efectivamente son de Wallmart, pero nosotros somos arrendatarios y nunca hemos sido notificados de un desalojo, pero ahora vienen con carabineros diciendo que vamos a ser expulsados de aquí. Eso implica que como 2 mil personas quedaríamos sin fuente laboral”, dice María de la Luz Riquelme, una de las arrendatarias.

image

“Están haciendo un desalojo encubierto. A ojos de Wallmart estamos en forma ilegal, pero esto no es una toma, nosotros tenemos contratos de arriendo indefinidos, las patentes al día, pagamos los impuestos y tenemos los permisos correspondientes. Funcionamos de forma legal”, afirma Rodrigo Michea, otro arrendatario.

Las manifestaciones pretenden dilatar el desalojo, fechado para el jueves de la próxima semana, y exigir una negociación de los locatarios con la empresa. “Queremos presentar un recurso para paralizar el desalojo. Que Wallmart nos demande para sentarnos a conversar, cosa que no han querido, y darle una solución a esto. La gente está desesperada y la señora Carolina Tohá no ha hecho absolutamente nada, no han buscado solución, porque dicen que esto es un asunto entre privados. ¡Pero va a dejar sin trabajo a 3 mil personas!”, denuncia Rodrigo Michea.

Los arrendatarios, además de preparar un recurso, barajan manifestarse mañana en la Alameda y la Corte Suprema. Algunos no descartan encadenarse.