abbott 2

En 2005 salió a la luz una red de desvío de fondos públicos a través del Programa de Generación de Empleo (PGE), cuyo objetivo era la reducción de la cesantía, para el financiamiento de campañas políticas de la Concertación en Valparaíso. Quien estuvo a la cabeza de la investigación del caso fue Jorge Abbott, el mismo nombre que fue hoy anunciado por el gobierno como candidato para suceder a Sabás Chahuán como próximo Fiscal Nacional.

El episodio, también conocido como “Empleos brujos”, involucró a la ex diputada PPD  Laura Soto, lo que derivó en que congelara su militancia el año 2007 y fuera desaforada. “Hay que dar este paso porque no ha sido posible formalizarla, ya que no ha querido concurrir voluntariamente a este acto formal de comunicación”, indicó Jorge Abbot sobre el desafuero que pidió en ese momento ante los tribunales, según consigna La Nación. El entonces fiscal regional explicó que la única manera de hacer el trámite sería con una medida compulsiva, como un arresto, para lo que era un requisito el desafuero de la parlamentaria. 

En total nueve personas fueron acusadas por el fiscal Abbott en la investigación por el caso PGE, también conocido como “empleos brujos”. Entre ellos Edgardo Lepe (ex jefe de gabinete del senador Carlos Ominami) y José Manuel Mancilla (ex seremi del Trabajo). En cuanto a Soto, finalmente su hija, Marisol Paniagua, y su yerno, Uziel Valle, fueron condenados por estafa; el jefe de gabinete de la parlamentaria, Luis Gatica, por cómplice de estafa; el contratista Sergio Vargas por cómplice y el ex seremi del trabajo, José Manuel Mancilla, por fraude al fisco. En cuanto a la diputada, quedó absuelta, pero su imagen quedaría marcada por la investigación.

No fue el único caso en el que Abbott se metió con los políticos. Mientras estuvo a la cabeza de la Fiscalía de Valparaíso, el abogado trabajó en otras indagatorias por manejo irregular de dinero de asignaciones parlamentarias. Según consigna Ciper, en 2009 dirigió investigaciones que involucraban a diputados como Maximiano Errázuriz (RN), Jorge Sabag (DC), Laura Soto (PPD), Julio Dittborn (UDI) y Claudia Nogueira (UDI).

Esta es la serie de antecedentes de la mano dura con la corrupción política del candidato a Fiscal Nacional propuesto por el gobierno. Una mano dura que llegaría en pleno período de investigaciones por los casos de la misma índole: Penta, SQM y Corpesca.

Dato freak: hace tres años Jorge Abbott presentó un recurso de protección contra Google por injurias y calumnias porque al googlear su nombre aparecía una serie de sitios donde se le tildaba de”corrupto”. El candidato a Fiscal Nacional ganó el juicio y Google tuvo que hacerse cargo de la situación.