abbott 2

A las 10 de la mañana se esperaba que Jorge Abbott, nominado por el Gobierno para ser el próximo Fiscal Nacional, expusiera sus planteamientos a los parlamentarios de la comisión de Constitución del Senado. Esto antes de que se lleve a cargo la votación de esta tarde, que no será fácil. A pesar de que Abbott tiene antecedentes de haber sido duro en casos de corrupción política, también tiene un vínculos familiares con personas involucradas en el caso Penta, entre ellos el ex controlador de la empresa, Carlos Alberto Délano.

Las relaciones han levantado sospechas, ya que, de ser confirmado como el sucesor de Sabas Chahuán, Abbott tendría que llevar adelante las investigaciones del caso que involucra a familiares y, por lo tanto, podría existir un conflicto de interés. “El fiscal Abbott de ser nominado va a tener que inhabilitarse de entrada, por sus relaciones familiares con unos de los casos más fuertes, más nítidos, el caso Penta, Carlos Alberto Délano Abbott, y por lo tanto vamos a tener un debut con una inhabilidad y eso tiene un costo ciudadano en imagen”, afirmó al respecto el senador Alejandro Navarro (MAS), según consigna El Mostrador.

A lo anterior se suma el hecho de que Jorge Abbott es primo del ex canciller de Sebastián Piñera, Alfredo Moreno, quien además es miembro del directorio de las empresas Penta, que están siendo actualmente investigadas por la Fiscalía.

Los vínculos de Abbott han forjado dudas en los senadores y, al mismo tiempo, incertidumbre en La Moneda, que carga con el fracaso de la designación de su candidato a ser el nuevo contralor de la República, Enrique Rajevic, también por casos que hacían sospechar de su idoneidad para el cargo.

Al cuestionamiento de Alejandro Navarrose suma el del presidente del PPD, Jaime Quintana, quien también puso en duda su apoyo al candidato oficialista y se mostró molesto por el hecho de que el gobierno no haya considerado los vínculos familiares de Abbott con el caso Penta.“¿A quién no le puede hacer ruido una situación como esa?”, preguntó.

El escenario ha llevado a que no exista claridad sobre si están disponibles los 25 votos necesarios para ratificar a Jorge Abbott como nuevo Fiscal Nacional. Con la inhabilitación de los senadores Jorge Pizarro (DC) y Fulvio Rossi (PS), por sus vinculaciones a casos que hoy investiga el Ministerio Público, y Carlos Montes (PS), quien decidió no votar porque el candidato electo será el jefe directo de su hijo que es fiscal, el gobierno necesitará 7 votos de la derecha para lograr su cometido.

El presidente del senado, Patricio Walker (DC), afirmó que cada senador es libre de votar a favor o en contra de la propuesta de La Moneda, pero también recordó que el gobierno hizo un llamado a los parlamentarios para que aprobaran su propuesta. “Sería una buena señal que se aprobara la propuesta de la Presidenta”, añadió según consigna La Tercera. La respuesta final se sabrá este miércoles por la tarde.