tree-282914_1920El pasado 1 de octubre una denuncia anónima fue presentada ante las oficinas de la Corporación Nacional Foresta, Conaf, en la Región de Los Ríos sobre una supuesta tala ilegal del alerce más grande de la zona.

Fiscalizadores de la Policía de Investigaciones, PDI y la Confan, registraron el fundo El Campanario, cercano a La Unión, donde se halló madera de alerce. El lugar funcionaba como un taller dedicado a la fabricación de ataúdes y cuyo propietario es también dueño de una funeraria en Río Bueno, según consignó El Mercurio.

Los inspectores encontraron en el lugar cerca de 250 pulgadas de madera, por lo que procedieron a la búsqueda de dónde habían cortado el árbol, operativo que incluyó sitios aledaños al Parque Nacional Alerce Costero, famoso por sus bosques de alerce milenario.

Tras la búsqueda se encontró en un terreno particular cercano al fundo, vestigios de 14 alerces talados los cuales poseían tamaños de entre 24 y 110 centímetros de diámetro. El espécimen de alerce primeramente encontrado tenía una edad aproximada de 1.100 años.

En el operativo se descubrió además, una tala no autorizada de coihue, canelo, trevo, tinero, ulmo y meli, entre otras especies de bosque nativo, cuyo volumen alcanzaría 6 mil pulgadas.

El director regional por Los Ríos de la Conaf, Fredy Ortega, confirmó que “esta es la tala ilegal de alerce más grande que se ha descubierto en la región, pero esto aún puede aumentar de cantidad, porque todavía estamos investigando“, según estableció emol.cl.

Desde la Conaf explicaron que el alerce es una especie protegida y declarada Monumento Natural desde 1976, por lo que su tala está prohibida en todo el país, pero es permitida, con autorización expresa para ejemplares muertos, lo cual debe ser determinado previamente por Conaf.

Al respecto el senador socialista por la zona, Alfonso de Urresti, señaló sobre el hecho que “se requiere avanzar con urgencia en la modernización de la institucionalidad y contar a la mayor brevedad posible con un servicio forestal público“.