FETRAPES

Correos electrónicos dados a conocer por la fiscalía contra el Senador Jaime Orpis, develaron el rol del dirigente  sindical Michel Campillay para aprobar –vía colusión- la llamada Ley Longueira.

El presidente de la Federación de Trabajadores Pesqueros (Fetrapes), Juan Montenegro, criticó duramente el actuar de la gran industria pesquera que utilizando “palos blancos” como el dirigente sindical, Michel Campillay, realizó  gestiones con el Senador Jaime Orpis y la ex diputada Marta Isasi, para aprobar la denominada ley Longueira. Esto según lo develó la investigación por colusión y fraude al fisco que lleva adelante la fiscalía contra el parlamentario.

“El uso de palos blancos es una práctica habitual por parte de las 7 familias, lo vimos en el Congreso con dirigentes como Campillay que cuidaba los intereses de Corpesca, con el acarreo de trabajadores de Asipes y ahora en las movilizaciones para amedrentar a funcionarios de Sernapesca, en la investigación contra Bahía Coronel”, señaló Montenegro.

El dirigente recordó que incluso en algunos de esos acarreos el alcalde de Talcahuano fue acompañado por su entonces asesor,  el actual Subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, en una acción para aprobar la ley Longueira, recordando que Súnico abogaba por la industria y la pesca de arrastre.

Montenegro denunció que el dirigente Michel Campillay, sigue con sus tareas en favor de la gran industria pesquera. El 22 de julio de este año creó la Federación Nacional de Oficiales de Pesca de Chile, contempla en su carta fundacional la necesidad de constituirse en una instancia que permita defender la actual Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), porque  “es la única manera de resguardar la tranquilidad y seguridad laboral de miles de trabajadores”.