MatteEl presidente de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, CMPC, Eliodoro Matte, pidió perdón a los empresarios, opinión pública, consumidores y colaboradores sobre el caso de colusión conocido como caso confort, en el que su empresa se vio envuelta junto a SCA.

Quiero pedirles perdón no solamente a los empresarios sino a la opinión pública, y, en especial a los consumidores y a mis colaboradores por estos hechos repudiables. Sólo me queda comprometerme a trabajar porque algo así nunca más vuelva a suceder en nuestra compañía”, consignó al diario El Mercurio en una entrevista.

El empresario destacó la colaboración que prestaron a la Fiscalía Nacional Económica, luego de que el pasado miércoles 28 de octubre presentara ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, TDLC, un requerimiento contra las dos empresas por haber creado y participado de un cartel para asignarse cuotas de mercado y fijar precios de venta de productos de papel higiénico.

“Siento una gran responsabilidad y un profundo dolor. En minutos en que la confianza está en niveles críticos, esto es un elemento más que no coopera con el país que debemos construir. Como empresa, esto nos obliga a reconstruir desde los cimientos la confianza que tenían depositada en nosotros”, puntualizó el empresario.

“Nunca ha estado en nuestro ánimo evadir nuestras responsabilidades, pero no nos olvidemos de que esta es una sociedad anónima abierta, con accionistas minoritarios y tiene un gobierno corporativo que es donde deben discutirse las materias”, matizó.

Sobre cómo y cuándo se enteró de que su filial se había coludido con SCA para repartirse el mercado y fijar precios, Matte indicó que fue en junio de 2014 “y a raíz de una investigación que se inició en una país extranjero distinto a Colombia, del cual no puedo dar mayores antecedentes por reserva de la investigación”.

“A comienzos de agosto de 2014 y varios meses antes que la FNE hubiese iniciado su investigación, el gerente general de CMPC, Hernán Rodríguez, pidió una audiencia y se reunió con ella para informarle del problema que existía en el extranjero y que por esa razón se la había pedido la renuncia al gerente general de tissue [Jorge Morel]”.

En tanto, el empresario sostuvo que en julio de ese año “se nombró otro gerente que venía de otra división de CMPC, Eduardo Serrano, y seguimos investigando con un equipo de abogados externos comandados por Rafael Cox, el abogado jefe de la empresa”.