ricardo-lagos-escobar
“Yo creo que para un hombre de mi edad [77 años] el futuro está un poquito pasado. Otra cosa es que me embarque en los temas de futuro, que en Chile van a ser el agua, la energía…(…). Un expresidente se dedica a estas cosas. Respecto a que en dos años hay elecciones, las encuestas…, no, no, yo ya fui presidente”. De esta forma el ex Presidente Ricardo Lagos, en entrevista con el diario El País,  se desmarcó de la eventual candidatura presidencial para 2018.

Estas declaraciones se desmarcan de algunos guiños que había hecho Lagos a la candidatura, como cuando a la revista Sábado había expresado que la gente le pedía que volviera.“La gente en la calle me dice oiga, vuelva usted para que por lo menos ponga orden. O sea, como diciendo: Todo lo demás no sé como lo va a hacer. Algunos lo han dicho medio despectivamente, otros con entusiasmo, claro”, había expresado en esa ocasión y luego había agregado “haré todo lo que esté a mi alcance para que Chile no vuelva a frustrar su desarrollo”.

Corrupción y Venezuela
En la entrevista a El País, el ex mandatario también abordó los casos de corrupción. “Son consecuencia de la ley electoral de 2003. Ese año me pareció indispensable regular el financiamiento público de la actividad política. Si el dinero va a influir en los resultados electorales, tenemos un sistema democrático imperfecto. Yo no tuve mayorías en mi mandato y había derecho a veto por parte de la oposición, sobre todo la derecha. Me pusieron la condición de que las empresas pudieran dar dinero a los partidos, un 3% como mucho, que se descontaba de impuestos. La empresa se acostumbró a dar plata”, expresó.

Luego de que la semana pasada se reuniera con otros 6 ex mandatarios de latinoamérica para pedir la liberación de Leopoldo López en Venezuela, Lagos también tuvo palabras para referirse a las denuncias del ex fiscal Franklin Nieves, que dijo que el gobierno le montó una trampa al líder opositor para detenerlo: “no digo que haya sido así, pero es lo más probable. Yo estuve preso en la época de Pinochet, después del atentado. Pensaban que yo era el autor intelectual. Me interrogó el fiscal y me dejó con prohibición de salida del país. Yo me indigné: ‘Usted es abogado igual que yo y sabe que nada de lo que he dicho justifica eso’, le dije. Me enseñó un lápiz y me respondió: ‘Esto es todo lo que tengo ante la fuerza que me está presionando. Cada vez que interrumpo el juicio es porque me llaman de La Moneda para que le deje preso’. Me impactó su franqueza”, dijo Lagos.