acoso callejero
El día de ayer sesionó la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de diputados, con el fin de discutir la Ley de Respeto Callejero. En la cita – que tuvo como ausente únicamente a la diputada Marcela Sabat – se aprobó de forma unánime la idea de legislar sobre el proyecto que tipifica el acoso sexual callejero en el Código Penal.

“Con esta iniciativa, estamos sancionando conductas de connotación sexual que producen  humillación, degradación u ofensas hacia las víctimas”, dijo el diputado DC y presidente de la comisión Matías Walker, para luego agregar: “no estamos sancionando los piropos, tampoco que se pueda alagar la belleza de una mujer, por ejemplo, como ocurre espontáneamente en ocasiones  por parte de los maestros de la construcción,  como se ha intentado caricaturizar este proyecto. Esa no es la idea, aquí hay un tema de fondo, que afecta la dignidad de las personas, mujeres y hombres, que debe sancionarse cuando ello ocurra”.

Desde el Sernam manifestaron que cualquier apoyo contundente a una iniciativa así es valorable, y que se está tomando conciencia sobre otras manifestaciones de violencia. “Valoramos la iniciativa del Observatorio porque antes estas formas de violencia estaban en tierra de nadie. Hoy se ha entendido que hay conductas de violencia y acoso en el espacio publico que deben ser sancionadas. No solo toqueteos e invasión del espacio personal, sino que también de acoso verbal. Afortunadamente se están desnaturalizando estas manifestaciones violentas arraigadas a nuestra sociedad” dijo a eldesconcierto.cl Mitzi Figueroa, profesional de la unidad en violencia contra la mujer del Servicio Nacional de la Mujer.

La sesión de ayer contó con la exposición del auditor general de Carabineros, Juan Carlos Gutiérrez, quien señaló que el proyecto ayuda al trabajo de su institución. Walker valoró sus palabras: “tal como la comisión el auditor cree que el proyecto va en línea correcta, ya que hoy día estas  conductas se sancionan como ofensa al pudor  y a las buenas costumbres, norma del siglo XIX que está absolutamente  en desuso o bien  como abuso sexual propiamente tal que tiene otro  tipo de connotación”.

María Francisca Valenzuela, presidenta del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) que impulsó el proyecto, valoró la unanimidad de la votación de ayer y la buena recepción que ha habido con el proyecto. “Ayer se dio todo de manera muy rápida. Al principio creíamos que habría ciertas reticencias sobre los medios probatorios, dificultades que no se dan solo con el acoso sexual. Pero finalmente todo se dio muy bien. Esto ha sido un proceso muy largo, de convencer a diputados y hacerles sentido. Pero esto es solo una parte del continuo de violencia, hay muchas expresiones. Actualmente violenta a la mujer en distintos ámbitos de la sociedad: trabajo, salud, educación, etc. El acoso sexual callejero es solo una arista más”, dijo en conversación con eldesconcierto.cl.

Hace poco el Observatorio trabajó con el Injuv y Cadem en un estudio en el que el 68% de las mujeres de su muestra declaró haber sufrido algún tipo de acoso callejero.”Lo más fuerte de esas cifras es que eran de personas de 15 a 29 años, personas jóvenes. Es un grupo súper vulnerable, que estaba muy poco validado. Pero fue gente joven que se empezó a movilizar por esto. Somos sociedad civil que logró entrar”, dijo Valenzuela a eldesconcierto.cl.

Mitzi Figueroa explicó también la intención del Sernam por tener una ley que abarque de manera integral las distintas formas de violencia contra la mujer. “Para el Sernam es relevante valorar lo que recoge este proyecto, por primera vez se tipifica como delito el acoso sexual callejero. Hoy como Sernam y el gobierno de Michelle Bachelet estamos trabajando en un mandato para una ley integral que sancione las distintas formas de violencia contra la mujer, entre las que están por ejemplo el acoso sexual callejero, el acoso laboral o la trata de personas, que a las mujeres las afecta primordialmente en el ámbito de explotación sexual”, explicó.

Recordemos que el proyecto tipifica como acoso cualquier acto de connotación sexual en lugares públicos contra una persona que no lo desea afectando su dignidad y/o derechos fundamentales. Constituye multas de hasta 20 UTM en acosos verbales y no verbales como videos, imágenes, exhibicionismo o masturbación. En caso de violencia física, como agarrones o roces, contempla penas de presidio menor en su grado mínimo de 60 a 540 días.