La hermana menor de Erika Benavides falleció hace cinco años por un tumor que en menos de 4 meses acabó con su vida. Tras la muerte de quien fuera su mejor amiga y compañera, Erika de 60 años, entró en una profunda depresión de la que no pudo salir en mucho tiempo. Sus amigos y familiares la motivaron a participar en la Junta de Vecinos número 6 de la Villa la Pirámide ubicada en extremo norte en la comuna de Recoleta. En poco tiempo, Erika Benavides se transformó en dirigente barrial y se sumó a las luchas que venían planteando hace tiempo sus vecinos.

Uno de los principales problemas que tenían, era el acceso a los medicamentos por los elevados precios en el mercado local. Mientras los vecinos buscaban una solución, en un viaje que realizó a Mar del Plata, Argentina, Benavides se dio cuenta que los medicamentos en el país trasandino costaban la mitad que en Chile. Así fue que con el apoyo de la municipalidad de Recoleta, los vecinos crearon la Cooperativa de Pacientes Salud Solidaria cuyo objetivo era traer “de donde fuera” los remedios que requerían en la comuna.

Foto: eldesconcierto.cl

Erika Benavides

Según relata Benavides a eldesconcierto.cl comenzaron el proyecto pensando sólo “en importar medicamentos para las personas que gastaban más de 35 mil pesos, 40 mil, 50 mil, en un remedio que afuera costaba 15 mil pesos”, pero luego se les fueron plegando más y más vecinos.

-Cuando llegó el alcalde Jadue a la municipalidad se comenzaron a formar cooperativas de trabajo y nosotros dijimos, por qué no hacemos una cooperativa de los remedios. Así fue que formamos un grupo de dirigentes con ese objetivo. Justo en este tiempo se discutía el tema de las farmacias coludidas y enseguida el acalde nos apoyó y comenzamos las reuniones en la municipalidad-, señaló Erika Benavides.

-Empezamos a idear cómo lo podíamos hacer, si podíamos importar y hablamos con la directora del ISP (Instituto de salud pública) en Recoleta quienes nos dijeron que era una buena idea y que podíamos hacerlo. Dos años llevamos desde que empezamos esto. Comenzamos 18 personas -, detalló.


Vea la INFOGRAFÍA| Las alarmantes diferencias de precio entre la Farmacia Popular y las grandes cadenas


LOS PREPARATIVOS PARA LA REVOLUCIÓN DE LOS REMEDIOS
Silvia es vecina de Erika Benavides. Vive junto a ella en la Villa la Pirámide, un barrio donde residen militares y sus familias, principalmente provenientes de la Marina y el Ejército. Cuando supo de la existencia de la cooperativa de remedios, fue escéptica e incluso creyó que se trataba de un engaño. -Son puro bla blá, eso no va a salir-, le decía a sus vecinos.

Silvia es viuda de un marino, pero la pensión que recibe apenas le alcanza para adquirir todos los medicamentos que necesita. Sin saberlo, su vecina Erika la inscribió en la cooperativa tomando una de sus recetas. Cuando la municipalidad recibió las primeras donaciones de muestras médicas, la llamaron para entregarle una bolsa de remedios que le cubrirían su tratamiento por seis meses. Quien le entregó los medicamentos en sus manos fue el propio alcalde de la comuna, Daniel Jadue.

-No lo podía creer. Cuando recibió los medicamentos de manos del alcalde se echó a llorar de emoción- relató Benavides.

Documento

Borrador de propuestas para la campaña de Daniel Jadue fechado el 31 de octubre de 2012.

Este proyecto surgido desde la necesidad de medicamentos a un precio justo por parte de los vecinos de Recoleta, junto a la creación de la Cooperativa de Remedios Salud Solidaria, se unió a la idea que Jadue y su equipo de campaña venían trabajando hace algunos años.

En el borrador de propuestas para la campaña de Jadue fechado el 31 de octubre de 2012 al que tuvo acceso eldesconcierto.cl, se detalla que no sólo estaba la idea de una farmacia popular, sino que de diversos proyectos de índole social para fortalecer el poder comunitario a través de beneficios y la creación de cooperativas.

Específicamente para la Farmacia Popular, se tomó el ejemplo del programa impulsado por el gobierno venezolano Farmapatria Farmacia Socialista, que desde mayo de 2012 hasta 2014 había brindado beneficios a 1 millón 500 mil pacientes. Esta red en Venezuela cuenta con 174 establecimientos alrededor del país. Además de esta idea, Jadue y su equipo proyectaban la creación de servicios gratuitos para la atención médica de mascotas, que posteriormente se consiguió financiando a organizaciones de protección animal.

LA EJECUCIÓN Y EL GERMEN DEL PROYECTO
La farmacia que lleva el nombre de Ricardo Silva Soto, estudiante de Química y Farmacia y miliciano frentista asesinado por la CNI en 1987 durante la Operación Albania, podrá abaratar los costos de los medicamentos debido a que no habrán intermediarios en el proceso de adquisición. La municipalidad de Recoleta comprará directamente al distribuidor del Estado, la Central Nacional de Abastecimiento, Cenabast, y entregará los medicamentos a bajo costo, asumiendo algunos gastos y cobrando el valor bruto del producto. Esos gastos serán mucho menores si se comparan con lo que invertía la alcaldía a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario, comprando los medicamentos directamente a las tres grandes cadenas farmacéuticas que controlan el 90% del mercado y que han inflado sus precios a través de la colusión.

Foto: eldesconcierto.cl

Foto: eldesconcierto.cl

Hasta el momento quienes podrán solicitar medicamentos en la farmacia popular serán las cerca de 1.500 personas que forman parte de la Cooperativa de Remedios Salud Solidaria, inscritos automáticamente en la Dirección de Desarrollo Social, aunque se proyecta extender el beneficio al resto de la comunidad. Para inscribirse en la cooperativa, los vecinos deberán acercarse al municipio registrándose con su receta médica, la cual no deberá tener una antigüedad mayor a seis meses. Por ahora el ISP sólo permitirá la apertura de la farmacia tres veces a la semana entre las 12 y las 16 horas.

A pesar de esas restricciones, el proyecto se comenzó a replicarse en diversas comunas, entre ellas Calama, Puerto Montt, Alerce, Mirasol, Valparaíso, Frutillar, Talagante, San Felipe, Panguipulli, Huechuraba y Tocopilla, quienes ya empezaron a discutir una propuesta de farmacia municipal.

De ser así, vecinas como Silvia o como Erika Benavides podrán recibir este beneficio en otras comunas del país. Tal vez como Erika, otros pacientes ya no tendrán que gastar en remedios 60 mil pesos y como ella, podrán disponer libremente de 40 mil pesos cada mes.

LISTA DE PRECIOS DEL LOS MEDICAMENTOS EN LA FARMACIA POPULAR