www.limagas.com.logoEl Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual de Perú, Indecopi, se encuentra realizando una investigación tras haberse detectado una colusión entre empresas de gas licuado.

Entre las empresas involucradas estaría Limagas SA, filial de la chilena Lipigas, sociedad vinculada al grupo Yaconi-Santa Cruz y un grupo de inversionistas locales, entre ellos Andrónico Luksic y Leonidas Vidal.

Según consignó este martes Diario Financiero, las otras firmas que estarían coludidas en el caso son Repsol Gas del Perú SA, Zeta Gas Andino SA, Llama Gas SA y Forza Gas E.I.R.L.

A pesar de que Lipigas adquirió la propiedad de Limagas en 2013, varios de los accionistas participaban de la propiedad de la distribuidora peruana con anterioridad a esa fecha.

Entre ellos, sociedades ligadas a Pablo Noguera Gorget, Manuel Santa Cruz López; Pola M. Pía, Jaime y Juan Pablo Santa Cruz Negri e integrantes de la familia Vinagre.

El organismo fiscalizador de la libre competencia en Perú aseguró que estas empresas se coordinaron para simultáneamente subir los precios del GLP, especialmente en los cilindros de 10 kilos, los cuales son de mayor consumo entre los usuarios.

Algunos de los incrementos en las tarifas fueron de entre US$ 14,28 y US$ 16,69 por tonelada métrica en el caso de la venta a granel y otros envases.

Además, las firmas habrían acordado no traspasar a los consumidores una reducción de los impuestos asociados al hidrocarburo, ni tampoco la baja del 1% en el IVA decretada por la autoridad.

Aún el proceso está en su etapa inicial y las empresas acusadas no han tenido acceso a las pruebas con las que el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual de Perú elaboró la acusación.

De ser sancionadas, se espera que el proceso dure cerca de tres años.