IMG_3986El día de ayer martes 10 de noviembre diversas comunidades mapuches presentaron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Valdivia luego que fuera aprobado el proyecto de ampliación de la Planta de tableros OSB Lousiana Pacific ubicada en el límite de las comunas de Lanco y Panguipulli, a un costado de la ruta 203 que une estas localidades pertenecientes a la región de los Ríos.

La Resolución de Calificación Ambiental, RCA, aprobada a favor de la ampliación de este proyecto viola, según las organizaciones de la zona, los artículos 9 y 17 del reglamento Reglamento de Sala de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Los Ríos, en relación con la votación fundada por parte de los Seremis y con el orden protocolar de la votación.

El werkén de la comunidad Huillo Mallín, Emilio Lienlaf habló con eldesconcierto.cl al respecto y señaló el recurso de protección se realiza “en la defensa de un territorio, junto a la defensa del agua, las yerbas medicinales y contra la contaminación que está haciendo la (planta de tableros) Louisiana“.

Según Lienlaf, específicamente por el lugar donde iría la ampliación del proyecto “existió un cementerio indígena“.

Es un territorio que nos corresponde a nosotros y en particular le corresponde a la comunidad Lof Malalhue“, agregó uno de los tres werkenes que presentaron la medida de protección.

La compañía logro ampliar la producción de tableros OSB de 130 mil metros cúbicos anuales a 290 mil metros cúbicos por año durante una vida útil de 30.

La actividad forestal impactará la cultura mapuche, pues dentro de los efectos adversos del proyecto se encuentra la intervención de un sitio sagrado y el impedimento de usar recursos naturales que ancestralmente son utilizados por las comunidades mapuches de Huillo Mallín, Malalhue Huane, Quemchue y Manuel Trui trui, quienes los usan con fines espirituales, medicinales y culturales.

IMG_2015Se trata de un Menoko, en lengua originaria significa “ojo de agua”, en donde se extraen plantas que sólo crecen allí y que se han recolectado durante varios años por este pueblo. El problema es que ya el sitio sagrado es impactado por los desechos de la fábrica, cuyos efluentes aumentarán más del doble, lo que amenaza la existencia de ese símbolo cultural.

El pasado 4 de septiembre la comunidades llevaron a cabo una denuncia ante el Servicio de Evaluación Ambiental, SEA, donde expusieron su preocupación en el contexto del proceso de calificación ambiental realizada por Louisiana Pacific y la ampliación de su planta Panguipulli de tableros OSB.

Funcionarios del SEA fueron testigos de depósitos de desechos industriales en pozos lastres sin cortar con membranas aislantes ni autorizaciones ambientales correspondientes.

En tanto, el pasado jueves 24 de septiembre, el Concejo municipal de Lanco se declararó inconforme con el proceso de calificación ambiental dadas las denuncias de contaminación de desechos industriales sin tratamiento depositados en pozos de lastre cercanos a las comunidades, cursos de agua y humedales en la localidad de Malalhue, en el límite con la comuna de Panguipulli.