Marihuana

Este martes el poder Ejecutivo incorporó indicaciones al proyecto que despenaliza la marihuana. En ese sentido, restringió el cultivo y el porte de cannabis a una planta por casa y dos gramos de porte para consumir en privado.

Cifras que hablan de una restricción mayor. Anteriormente, el proyecto establecía que se era posible cultivar hasta seis plantas y llevar consigo un máximo de 10 gramos de marihuana para uso privado.

La nueva propuesta del Gobierno establece: “Se presumirá de derecho que concurre la circunstancia de uso o consumo personal y próximo en el tiempo cuando se posea, transporte, guarde o porte cantidades iguales o inferiores a dos gramos de cualquier especie, subespecie o variedades vegetales del género cannabis”.

Con estas modificaciones, traducido al cotidiano, será permitido andar en la vía pública con un máximo de cuatro a seis cigarros de marihuana. Todo esto pensado en que cada “pito” tiene entre 0.5 y 1 gramo cannabis.

En tanto, la nueva directriz dice sobre el número de plantas: “Se presumirá que concurre la circunstancia de uso o consumo personal y próximo en el tiempo cuando se posea o guarde en un domicilio, cantidades no superiores al equivalente de la cosecha de una especie, subespecie o variedad vegetal del género cannabis”.

En tanto, según la misma indicación, quienes entreguen cannabis a menores de edad arriesgarán penas de “presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo, y multas de 40 a 400 unidades tributarias mensuales”, informa La Tercera.

Además, se señala en el documento que, en caso de que una persona no respete la norma, “los bienes y valores decomisados y los dineros (…) ingresarán a un fondo especial del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, con el objetivo de ser utilizados en programas, proyectos, estudios, investigaciones y, en general, medidas de prevención del consumo, así como el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de los afectados”.