(Antes de leer recomendamos “Prórroga DL 701: La ley de Bachelet que financia a las grandes empresas forestales” )

Esta madrugada se votó el presupuesto para el Sector Público, otorgándole a este punto $42.040.361 millones y US$2.596 millones para el año 2016. Entre las partidas de la votación, estaba la de Tesoro Público, que contiene el polémico decreto de ley 701 firmado por la Junta Militar en 1974 que entrega bonificaciones a empresas forestales por reforestación y beneficia principalmente a dos grandes empresas: Arauco, controlada por el grupo Angelini, y la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) del grupo Matte, conocida como “La Papelera” e involucrada en el caso de colusión del papel confort, ya que tiene las forestales Mininco y Monte Águila.

En mayo la Presidenta Michelle Bachelet envió una solicitud de prórroga para este beneficio para el periodo entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018. El decreto(que en 1979 fue reemplazado por el artículo primero del Decreto Ley 2.565) ya había sido prorrogado al menos 3 veces anteriormente, siendo la última solicitada por Sebastián Piñera vigente hasta el 31 de diciembre de 2012.

La solicitud de Bachelet nunca se aprobó, ya que luego de haber sido aprobado en la comisión de Agricultura en la Cámara de diputados y pasar a la de Hacienda vino el caso de colusión, lo que hizo que quedara estancado en esta última. “Producto de la presión que nosotros hicimos con el ministro de Hacienda y el ministro Eyzaguirre para que no se siguiera prolongando, quedó congelado en esa comisión y el gobierno le retiró la suma urgencia. Por lo tanto, el beneficio no está vigente y no se pueden entregar nuevas bonificaciones”, explica el diputado comunista Daniel Núñez.

Entonces, ¿qué es lo que se votó esta madrugada? 

Más allá de que el beneficio no siguiera vigente tras 2012, el gobierno de Chile sigue con pagos comprometidos por el Decreto 701 a labores anteriores a 2013. La suma de este beneficio comprometido es de alrededor de $326.970.000 pesos. La Cámara rechazó este punto de la votación, pero con eso solo limitó que este monto pudiera alterarse. “Lo de ayer fue un gesto político, pero también limitó que haya una norma para que el gobierno pueda aumentar las platas que se entregan. Con nuestra votación solo podría entregar como máximo los 326 millones. Lo que el director de presupuestos planteó es que como era una ley permanente y estaban comprometidos los recursos, la Cámara no tenía facultades para limitar lo que ya estaba comprometido”, dijo el diputado Núñez.

El parlamentario explica por qué esos millones comprometidos son preocupantes:  “La información que nos entregó la CONAF es que el 62% de los 326 millones que se van a pagar en 2016 van a beneficiar a la gran empresa forestal. A nosotros no nos entregaron una lista con las empresas individualizadas, por lo que tenemos el temor de que pueden haber postulado  forestal Mininco y forestal Monte Águila, que son dos de las empresas forestales propiedad de CMPC. En ese caso se daría la situación absurda de que el Estado esté bonificando a una empresa que a la vez lo estafó con los altos precios  de la colusión del confort”.

Ante esto un grupo de parlamentarios estaría evaluando llevar el caso a Contraloría para intentar que este subsidio no se le entregue a empresas coludidas, pero aún no es una decisión tomada. Dentro de pocos días se constituirá la comisión investigadora del caso de colusión del papel confort, por lo que ahí se verán los mecanismos a seguir. El plazo es hasta que el Estado entregue el beneficio, lo que podría darse en los primeros meses de 2016.