Tras el anuncio realizado por la Subsecretaría de Pesca que da el vamos a las licitación del 15% de la pesca industrial según establece la llamada Ley Longueira, el gerente de Pymepes A.G., Alfredo Irarrázaval, denunció que el Reglamento de Subastas de Licencias Transable Clase B, aprobado por D.S Nº103 y firmado por la Presidenta Michelle Bachelet, impide la participación de las pymes pesqueras en el proceso.

“Licitación de pesca impide la competencia y está hecha a la medida de la industria pesquera, lo que se contradice con todo el discurso que el Gobierno ha querido llevar adelante para justificar la existencia de esta ley corrupta que solo beneficia a 7 familias”, indicó el dirigente.

Detalló que entre las trabas que ha puesto el Gobierno y a diferencia de cualquier otra licitación llevada a cabo en el último tiempo, se establece un plazo de 10 días –desde publicadas las bases- para que se puedan presentar ofertas.

Para Irarrázaval “este plazo es ridículo, si comparamos con la licitación de energía eléctrica donde los interesados tuvieron un año para estudiar y preparar sus propuestas; en 10 días ningún nuevo entrante tendrá tiempo de estudiar las bases de un nuevo negocio de tanta envergadura como este”.

Además, se establece un pago fijo por año independiente de la cantidad de biomasa (peces) que estén disponibles para pescar, esto sin considerar que la depredación de la gran industria ha provocado que muchos recursos estén en colapso y sobreexplotados, lo que para un empresariado de menor tamaño hace insostenible el negocio.

Como consecuencia “los incumbentes, ya instalados y con licencias clase A regaladas por 20 años renovables, pueden bajar el precio casi a cero si no hay competencia”.

Finalmente, Irarrázaval señaló que “parece increíble que limiten a un máximo de 40% la concentración de la subasta, mientras a la industria se le permite seguir concentrándose en cuatro empresas perteneciente a 7 familias y sin límites”.

Reglamento Subastas 2015