Con una gran convocatoria transcurrió la quinta versión del festival de música capitalino Primavera Fauna el pasado 14 de noviembre, esto en las inmediaciones del Espacio Broadway Ruta 68. Este año la propuesta del espectáculo dio un giro poco habitual en sus alimentos, ya que, al tener dentro de su programación al músico inglés Morrissey, “quien está completamente en contra de la matanza de animales”, se tenía que modificar completamente el aspecto alimentario. El músico puso como condición que la carne fuera eliminada de las cartas de los restaurantes asociados, medida que fue seguida al pie de la letra por la productora.

Como ya es común el lugar presentó gran cantidad de marcas emergentes que lanzaron sus productos por primera vez, las cuales mostraron: ropa, alimentos, licores, transporte y todo lo relacionado con sustentabilidad en un amigable espacio verde con bancas de madera estilo picnic y cajones reciclados, sobre éstos, variadas flores orgánicas de elevado costo. La mayoría de las nuevas firmas de alimentos realizaron sus ventas en modernos y llamativos carros de comida que impresionaron por su inventiva y adaptación al entorno.

El consumo de alimentos veggies comenzó por sus asistentes faunos pasadas las 15:00 hrs en el amplio patio de comidas, la variedad de alimentos y bebidas fueron la clave del éxito verde, y es que entre la reformulada comida vietnamita, tailandesa; mexicana, italiana; española y árabe fue muy difícil no caer en la tentación de la colorida y viva fibra alimentaria.

 

Querer es poder y vaya que se pudo

   Una de las principales marcas de productos procesados que estuvo presente en el evento fue, Pollos Tarragona, quienes cambiaron la fórmula habitual de nuguett de pollo por una mezcla de coliflor frito con su característico apanado, lo relevante de esta situación es que estas técnicas vegetarianas jamás han sido utilizadas dentro de lo que se ofrece comúnmente por la industria de la comida rápida o Fast Food , esto nos puede llevar a pensar que “querer es poder”, puesto que el público llenaba filas para comprar una hamburguesa vegetariana. Al parecer se lo tomaron tan enserio que funcionó a la perfección debido a que la calidad de los productos finales y la preocupación de la mayoría de los locatarios finalizaron en una transformación educativa de cientos de chilenos que aprendieron durante un día a establecer una alimentación sustentable, alcalina y consciente.

Principales elementos transformadores

A pesar que la idea surgió del músico Morrissey, esta situación marcó un hito en la industria alimentaria, debido a que es la primera vez que gente no vegetariana consume productos a base de tofu, soja, porotos, lentejas, y otros vegetales ricos en proteína. El éxito de la jornada no dependió únicamente del hambre de quienes la asistían, si no que, fue la creatividad con la cual fueron presentados los elementos proteicos. Es un hecho que el esfuerzo técnico de algunas marcas de alimentos traspasaron la barrera de lo común, colocando es su lugar un alimento que estuvo libre de patrones de conducta y prejuicios típicos sobre la comida vegetariana. Reemplazar la proteína animal no es cosa fácil para cocineros sin experiencia, pero en gran parte éstos se adaptaron a las circunstancias sorprendiendo al popular sin lugar a dudas.

Cabe recordar que este no es el primer intento de transformación, a inicios de este año el conocido chef francés, Alain Ducasse, se rebeló contra la cocina de moda y las ya posicionadas estrellas Michelin, manifestando a través de los medios “tenemos que ser más éticos en la cocina”, como también enfatizó que la cocina debe ser más simple y natural reduciendo las porciones de carne al mínimo, cambiándolo por platos con más granos y vegetales.

 

Carne es asesinato “Meat is murder”

La muerte de animales está unido a la lógica del sistema de vida que tenemos y es proyectado por las acciones del poder hegemónico, esto fue parte de lo entregado en la presentación del artista Morrisey, quien consolidó y dió sentido a su participación tocando junto a su banda el tema Meat is Murder, acompañado de fuertes imágenes que culminaron con un mensaje ¿Cuál es tu excusa, la carne es asesinato?, Imposible fue para el público no quedar atónitos con tanta sangre y cuerpos de animales mutilados, al parecer el músico intenta entregar un análisis más complejo sobre la tiranía del sistema que nos domina y que este tiene su génesis en la muerte de estos seres , generando una variada situación sistémica de amargores en la vida humana, imperceptibles para el ojo y el corazón humano.

Comida callejera vietnamita Banh Mí

Un ejemplo de adaptación o Responsabilidad Empresarial Ambiental conocida actualmente como RSA, la entregó la marca nacional de cocina vietnamita, Banh Mi, quienes trabajaron la proteína de una manera distinta colocando tofu y soja en variados productos que normalmente llevan carne de cerdo o vacuno en su interior, como también la presentación de su carro con un pequeño huerto de hierbas.

En la ocasión la anfitriona y socia de la marca, María Esperanza Moreno, comentó “Nosotros llevamos un mes con esta marca es por eso que aun no tenemos un lugar definido. Para este evento nos adaptamos a las exigencias del festival utilizando soja con 5 especias, tofu agridulce y roll de soja. Aun los carros no se pueden posicionar en las calles legalmente, pero prontamente el 29 de noviembre vamos a estar en el Parque Bicentenario en la Feria Feliz”, Moreno finalizó comentando que para saber más sobre el lugar deben chequear por facebook el parque donde se colocarán próximamente.

Finalmente, probamos el primer producto de la jornada, Banh Mi con tofu grillado, y la sorpresa fue más grande que el deseo, el pan totalmente crujiente con un interior de vegetales encurtidos, lonjas delgadas de pepino con semillas tostadas y finalmente tofu grillado con una salsa agridulce. La sensación posterior “por más” fue inevitable debido a que el sabor del tofu con su salsa de autor no confunde el paladar, como tampoco esa sensación de que faltó algo como la carne, un acierto alcalino que espero repetir en un futuro no tan lejano.