Un grupo de estudiantes de Coquimbo ha logrado hacer historia más allá de las fronteras de su pequeña región chilena con el lanzamiento de una una aplicación pionera. Con ella buscaban “mejorar la experiencia en el transporte público” de la comunidad local, especialmente de las personas con algún tipo de discapacidad, y los resultados han sido muy aplaudidos en todo el país.
En el equipo de jóvenes emprendedores encargados del llevar a cabo este proyecto encontramos diseñadores e ingenieros industriales e informáticos, entre otros. ¿El resultado? All+, una aplicación de un valor turístico también muy notable.

Se trata de una herramienta sin precedentes en la zona. Hasta el momento, ni ciudadanos ni turistas poseían un herramienta como ésta, que les permita guiarse y planificar sus rutas desde el un dispositivo móvil –también desde su web con un portátil, por ejemplo. El servicio está disponible, además, en nada menos que 50 idiomas diferentes.

Pero la exitosa App tiene un gran valor, además, por su accesibilidad para personas con discapacidad. “La idea es que funcione en base a un comando de voz“, explican sus creadores, “para que las personas que manejan y, en especial, personas ciegas, puedan escuchar“ las indicaciones que les se les dan sobre cómo moverse. La herramienta también permite cierto grado de interacción por voz; el usuario puede preguntar directamente por determinadas direcciones y obtener una respuesta.

La necesaria optimización de la red de transportes en su conjunto

El de All+ es un buen ejemplo de cómo la conciencia ciudadana, el saber hacer tecnológico y el impulso emprendedor pueden aportar grandes resultados a la optimización del uso de un sistema de transportes.

Sin embargo, la implementación completa o efectiva de una red de pasa por un plan integrado de actuaciones. La mejora en la información que se ofrece al usuario y la gestión que de ella puede hacer el ciudadano en una aplicación como ésta se quedan cortas si lo que se necesita es mejorar el funcionamiento de un sistema de transportes de forma global.
Ante este tipo de necesidades, lo lógico es delegar el proyecto en expertos que puedan abordar de una forma óptima todas las actuaciones a desarrollar. En la mayoría de los casos, también resulta necesario el uso de un software especializado en la optimización del transporte.

GoalSystems cuenta varios buenos ejemplos de aplicaciones desarrolladas para gestionar e implementar específicamente cada apartado del entramado mayor del que forma parte una red de transportes a mejorar. Entre muchos otros, encontramos GoalRail®, un sistema informático sofisticado e inteligente de optimización de recursos humanos y materiales para el transporte ferroviario, o GoalRail®metro, que se ocupa de todo ello dentro del transporte suburbano, tranvías, etc.