Uno de los principales atractivos del Parque Nacional Torres del Paine, ubicado en la Región de Magallanes, es el glaciar Grey. Lamentablemente, por culpa del aumento de la temperatura y la alta producción de témpanos, perdió 19 kilómetros cuadrados de hielo en los últimos 30 años.

Según informa Cooperativa, el investigador del Centro de Estudios Científicos de Chile, Andrés Rivera, explicó que “esta pérdida de masa es producto del cuantioso número de desprendimientos de hielo y del alto derretimiento debido al incremento de las temperaturas”.

Millares de turistas, año tras año, visita el parque Torres del Paine, que fue declarado Reserva de la Biosfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1978. Y uno de sus espectáculos naturales más impactantes, justamente es el glaciar Grey, que acaba en el lago del mismo nombre.

La imponente masa de hielo de 244 kilómetros cuadrados ha retrocedido de forma continua desde 1945 y es uno de los glaciares del territorio chileno que más superficie ha perdido en los últimos años.

De acuerdo a las investigaciones de Rivera, alrededor de 19 kilómetros cuadrados de hielo entre 1986 y 2015. 

Sin duda, se trata de una hecho penoso, ya que los reflejos de luz de la pared turquesa de seis kilómetros de ancho y hasta 50 metros de altura, se entrelazan con los matices y las tonalidades del cielo y las nubes, crean un paisaje único en el mundo.