El lunes pasado, el PPD trató un tema que es de máxima prioridad al interior del partido: cambiar con urgencia, antes de las próximas elecciones, los estatutos del partido. Sucede que en 2008, bajo el mandato de Sergio Bitar, se realizó una reforma que prohíbe que un importante número de alcaldes y concejales, además de siete diputados y un senador, vayan a  la reelección. 

Según el artículo décimo de los estatutos fija “un límite para la postulación y el ejercicio de todos los cargos de representación popular”. Se trata de un límite que comprende dos períodos continuos para senadores y tres para los diputados, alcaldes, concejales y consejeros regionales.

“Cumplidos estos períodos, el PPD no postulará al afiliado a ser electo en el mismo cargo de representación popular que ostenta”, se lee en el reglamento, donde se definió también que la normativa comenzaría a regir de inmediato, por lo que las autoridades que estaban en ejercicio en ese momento debían considerar ese como su primer período, informa La Tercera.

El tema se instaló en la contingencia del partido porque comenzaron a definirse los futuros candidatos a alcalde con miras al 2016. De todas formas, desde el PPD aseguraron que todavía no han realizado un catastro oficial, por lo tanto no cuentan cono el número exacto de ediles que no podrían repostular, ni saben quiénes de ellos están por ir a la reelección.

Por el momento, los ediles con inhabilidad serían el vicepresidente del partido, Gonzalo Navarrete (Lo Prado), además de los alcaldes Jaime Pávez, de La Pintana, y Santiago Rebolledo, de La Cisterna. 

Más compleja es la situación en los diputados de sus filas. Marco Antonio Núñez, Jorge Tarud, Ramón Farías, Enrique Jaramillo, Tucapel Jiménez, Guillermo Ceroni y Rodrigo González, no podrían repostular a la Cámara en 2017.

Algunos, como Núñez y Ceroni, no obstante, ya han manifestado su interés por postular al Senado. En la Cámara Alta, el único afectado sería el senador Guido Girardi, aunque aún faltan seis años para que finalice su período.

Se espera que el tema se aborde en el consejo general del PPD, a realizarse en enero. Una de las posibilidades que barajan es hacer una excepción que solo rija para algunas de las autoridades en ejercicio.

“Lo que estamos evaluando presentar es si en el caso concreto de los candidatos que tenemos hoy se puede flexibilizar la norma, entendiendo que hoy día tenemos un problema de elenco”, explicó Navarrete.