Ayer la Presidenta Michelle Bachelet realizó una nueva medida para el proceso constituyente. Se trató de la presentación del Consejo de Observadores, que tendrá como presidente al abogado constitucionalista de la Universidad Católica, demócrata cristiano  Patricio Zapata. 

Y a él se le suman los siguientes miembros que provienen de diversas esferas públicas: Benito Baranda, Jean Beausejour, Roberto Fantuzzi, Patricio Fernández, José Miguel García, Gastón Gómez, Hernán Larraín Matte, Héctor Mery, Salvador Millaleo, Ruth Olate, Juanita Parra, Cecilia Rovaretti, Lucas Sierra y Francisco Soto.

Cabe recordar que Bachelet, en su momento, aseguró que el grupo no sería politizado porque el objetivo es que todos los integrantes den garantías de que el desarrollo del proceso sea “impecable”. 

Según informa La Tercera, Bachelet dijo que “hay una condición esencial que debemos hacer valer, y es que la ciudadanía en su conjunto se sienta convocada. Cada uno de nuestros compatriotas tiene que estar seguro de tener la certeza que su derecho de ser parte de este ejercicio inédito está resguardado efectivamente”.

“Estamos buscando dar garantías que habrá total equidad en la elaboración de la nueva Constitución, de que no habrá una visión favorecida o perjudicada en los espacios de participación, sino que en esos espacios de participación lo que estamos esperando es que estén presentes todas las miradas, de una forma o de otra”, añadió.

En esta línea, sostuvo que “lo que le hemos pedido a este consejo ciudadano es que de aquí en adelante, en cada una de las fases que vienen por delante, trabaje autónomamente para dar fe que toda la información necesaria se encuentra disponible, que se cumpla cada etapa comprometida y que cada peso del erario público se gaste como corresponde. En otras palabras, que nadie pueda poner en duda la transparencia de este proceso”.

Críticas y “¿para qué sirve?”

El miembro de la coordinación Marca AC, Genaro Cuadros, crítico duramente la instancia en entrevista con El Mostrador. “No sabemos cuál es el rol de este consejo. Hay destacadas figuras en él, gente que merece todo nuestro respaldo. Sin embargo, no sabemos para qué es el consejo, por lo que no podemos leer adecuadamente su constitución. Se dice que no es un órgano en el cual se va a escribir la Constitución, pero vemos a varios abogados constitucionalistas. Hay una mayoría masculina, baja representación de las mujeres y no hay gente de regiones. Como no sabemos cuál es su función, no podemos tener un juicio correcto sobre lo que va a ocurrir. A nosotros nos preocupa que en esos diálogos no haya temas vetados, sobre todo respecto de los mecanismos para la construcción de la Constitución”, aseguró Cuadros.

Por su parte, el abogado e investigador Renato Garín dijo que “me sorprende que se nombre al director ejecutivo de Horizontal, Hernán Larraín Matte, que es un centro de estudios que sale del gobierno de Sebastián Piñera mientras Piñera gobernaba, sobre el cual se tiene completamente nula información respecto de quienes son sus financistas y cómo se ha financiado todo este tiempo. Hernán Larraín Matte, si quiere ser parte de esta comisión, debería, por ética pública, presentar ante la opinión el detalle de su financiamiento, sería muy provechoso para todos”, según informó Radio UChile. 

Garín, puso la alerta en el cuoteo partidista que presenta el Consejo Ciudadano de Observadores, con una lógica de izquierda y derecha. Además, coincidió con la poca claridad que existe sobre el rol del equipo.

Finalmente, también llama la atención que no se aplicó un criterio de género, ya que sólo hay tres mujeres entre los 15 miembros. 

Reacciones en las redes sociales

Como era de esperar, las redes sociales también reaccionaron con desconfianza y dudas sobre el rol y efectividad del Consejo de Observadores.

Revisa a continuación algunas: