Hoy el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aceptó los resultados adversos para el oficialismo en las elecciones parlamentarias del domingo, con la “moral y la ética del chavismo” y destacó que “ha triunfado la Constitución y la democracia”.

“Nosotros viendo estos resultados hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética, a reconocer estos resultados adversos, a aceptarlos y a decirle a nuestra Venezuela, ha triunfado la Constitución y la democracia, lo aceptamos, los resultados exactamente como han sido emanados por el poder electoral”, dijo Maduro.

Sin embargo, fue sumamente crítico para decir que triunfó el capitalismo: “ha triunfado la guerra económica, ha triunfado una estrategia para vulnerar la confianza colectiva en un proyecto de país, ha triunfado circunstancialmente, el estado de las necesidades creado por una política de capitalismo salvaje, de esconder los productos, de encarecerlos, es una guerra sin parangón, sin igual”, aseguró.

De todas formas, aceptó como en cualquier democracia los resultados adversos de las elecciones legislativas, destacando que los mecanismos electorales funcionan. “Yo me siento tranquilo con mi conciencia, totalmente tranquilo con mi alma porque hemos hecho todo lo que hay que hacer para proteger al pueblo y hemos sido leales“, dijo Maduro.

Sin embargo, aseguró que, pese al resultado adverso, el Gobierno que preside pondrá todo su esfuerzo en que se mantengan los programas sociales “y todo el trabajo de protección del pueblo”. En este sentido, pidió a la oposición agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que “administren muy bien ese triunfo que han obtenido” y “ojalá puedan ponerse en sintonía con la necesidad de millones”.

La MUD consiguió en la modalidad nominal 72 diputados y en la de lista 27, lo que suma un total de 99 escaños y significa una importante mayoría para los 167 parlamentarios que tendrá la nueva Asamblea Nacional (AN).

Cabe destacar que es la primera vez que la coalición opositora logra una mayoría en el Parlamento desde que fue creado en el año 2000, tras la disolución del antiguo Congreso.

En primer lugar, esta inédita mayoría le permite designar la junta directiva de la cámara, que tomará posesión el 5 de enero de 2016, y de la que nunca ha formado parte. De igual modo, también podría aprobar una ley de amnistía que extinga la responsabilidad penal que pesa sobre varios opositores presos, entre ellos el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión por la violencia de una marcha antigubernamental.

Eso sí, quedó sólo a un escaño de la mayoría cualificada de tres quintos de los escaños que permite impulsar reformas sustantivas en la política del país venezolano.

Revisa el discurso completo de Nicolás Maduro en el siguiente video: