La suspensión del partido entre Santiago Wanderers y Colo Colo por los hechos de violencia que se registraron al rededor del estadio Elías Figueroa y en la propia cancha, está generando repercusiones que podrían marcar un antes y un después en el fútbol chileno.

Esto porque ayer en la noche el Gobierno aseguró que los encuentros considerados de “alta complejidad” se jugarán sin público. Así por lo menos lo informó el subsecretario de Prevención del Delito, Antonio Frey: “cualquier partido de alta complejidad que se juegue en el futuro, será sin público”.

Esto significa que los próximos partidos de este tipo, como los clásicos y el Superclásico entre la U y Colo Colo, se deberían jugar a puertas cerradas.

Según informa Emol, Frey también confirmó que este lunes se realizará una reunión, con el fin de analizar los violentos hechos ocurridos tanto dentro como fuera del estadio Elías Figueroa Brander.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, será quién lidere el encuentro, además de la presencia de el Gobernador de Valparaíso, Omar Jara, el jefe de Estadio Seguro, José Roa y otros que estuvieron presentes en el recinto porteño.

“La velocidad de reacción de la seguridad fue insuficiente”

Uno que tuvo que salir a dar la cara por lo hechos ocurrido fue el jefe de Estadio Seguro, José Roa, quién reconoció que “la velocidad de reacción de los dispositivos de seguridad fue insuficiente, pero nada de eso justifica este tipo de incidentes”. Y agregó que “esta situación era un riesgo que era previsible”.

Una de las discusiones y medidas que trajo el plan Estadio Seguro fue que sería la seguridad privada y no la pública la que resguardaría los partidos. Sin embargo, Roa también aseguró que Carabineros seguirá estando presente en los estadios del país. “Carabineros no se ha ido ni se irá de los estadios”, aseguró.

Lo cierto es que con los hechos ocurridos ayer en Valparaíso, el Plan Estadio Seguro se ve cada vez peor. Más allá de los cambios en las sanciones y medidas de seguridad, lo único que se ha confirmado con el plan y desde que se instalaron las sociedades anónimas en el fútbol chileno,  es que los estadios cada vez estén más vacíos. 

Parece ser que el negocio de la transmisión de partidos y los goles la está ganando la televisión por sobre el espectáculo en vivo.

Christopher Toselli: “Fue vergonzoso”

Los futbolistas también cuestionaron duramente a Estadio Seguro. Uno de ellos fue el arquero de la UC, Christopher Toselli: “supimos recién en el entretiempo lo de Colo Colo. Es lamentable y vergonzoso lo ocurrido en Valparaíso. Estadio Seguro tiene que ser Estadio Seguro. Creo que está a la vista que no pueden pasar ese tipo de cosas”.

Por su parte, el capitán de Wanderers, Jorge Ormeño, fue más allá y dijo que “faltaban los hinchas para empañar este año desastroso en cuanto a desgracias, errores dirigenciales. Esto es poner la guinda de la torta. No es un tema de seguridad, es de educación, pasará en cualquier estadio. Faltó que les pusieran un marcador para conocer los combos a cada equipo“, según informó La Tercera.

Otro que también repudió lo ocurrido fue el arquero albo, Justo Villar: “Hoy ganó la violencia y la mala gente que asistió. Es lamentable. La gente que se metió para destruir el espectáculo, lamentablemente tenemos que decir no pudimos jugar”.

Por su parte, el DT de Colo Colo, José Luis Sierra, sostuvo que “lamentablemente ocurren los incidentes. Nos pone tristes, el gran perdedor es el fútbol. No sé que podrá pasar, si se jugará, pero me queda un sentimiento de tristeza, el fútbol no merece eso”.