Nacido y criado en un barrio obrero de Liverpool, John Lennon se convertiría rápidamente en leyenda. A los 15 años inició su primera banda, Quarry Bank High School, y un año más tarde conoció a Paul McCartney, junto a quien se transformaría años más tarde en una de las parejas de compositores más exitosos de la música popular.

Junto a The Beatles, Lennon encarnó un verdadero fenómeno de masas. Su legado artístico ha trascendido y superado las barreras culturales y se ha instalado en el corazón de la historia musical. Hoy, diversas generaciones recuerdan al artista por sus canciones y, por qué no, las declaraciones y actitudes que lo consagraron como una de las figuras polémicas de la época.

“Como ya es usual, siempre hay una gran mujer detrás de cada idiota”, sentenció, alguna vez. En tanto, desde su experiencia como artista, reflexionó: “Mi rol en la sociedad, o la de cualquier artista o poeta, es intentar expresar lo que sentimos todos. No decir a la gente cómo sentirse. No como un predicador, no como un líder, sino como un reflejo de todos nosotros”.

Una de sus frases más recordadas apuntan a lo que dijo mientras la Reina Isabel lo observaba desde el público: “Para nuestro siguiente número me gustaría pedir vuestra ayuda: la gente de los asientos más baratos debe dar palmas, y el resto de ustedes debe simplemente sacudir sus joyas”. En la despedida del último concierto de Los Beatles, en tanto, Lennon señaló: “Gracias por toda su ayuda y apoyo, esperamos haber pasado la audición”.

Sus cinco canciones más destacadas:

1. Strawberry Fields Forever

 

2. Mind games

 

3. Instant Karma

 

4. Working Class Hero

 

5. Come together