Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y César Manuel González Hernández son dos de los 43 jóvenes desaparecido en México durante septiembre de 2014.

Clemente Rodríguez Moreno y Mario César González Contreras son los padres de ambos, respectivamente, y tras un año de la tragedia, se encuentran en Chile buscando verdad y justicia. 

En conversación con ADN Hoy, Clemente acusó que el gobierno mexicano no culpó al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca por la desaparición de los estudiantes.

“Vivos se los llevaron, vivos los queremos” es el principal lema con que los mexicanos buscan esclarecer lo ocurrido, y Clemente cree que los jóvenes no murieron. “Con papeles en mano estamos demostrando que los 43 normalistas están vivos”, dijo.

Por su parte, Mario explicó que en México “hay mucha impunidad” a causa del narcotráfico. Incluso, eso los lleva a tener sus propios peritos forenses y otros expertos, ya que no confían en las autoridades.

“Estamos en una situación muy difícil pero tenemos que llegar hasta las últimas consecuencias”, concluyó.