Hoy en la madrugada, más que otras veces, el bar Santa Filomena era un sauna. Cocodrilo Rockers y Sandino Rockers comenzaban a entibiar el ambiente y al público, que en masa esperaba ansioso la salida de la banda argentina, Las Manos de Filippi (L.M.F).

Cerca de las dos de la mañana, cientos llenaron el recinto cuando la banda de rock que mezcla diversos estilos como el ska, reggae, punk, hip-hop y cumbia, saltó al escenario. Todos los que estaban afuera capeando el calor de la noche se abalanzaron al local para recibir a los músicos.

Pese a que los liderados por Hernán Carlos de Vega, más conocido como “El Cabra”, empezaron mostrando canciones de su nuevo material, el disco Marginal y Popular, el público enganchó de inmediato y empezó a bailar pogo para no parar más hasta las 4 de la mañana.

La banda trasandina no demoró mucho en sacar temas de la “vieja escuela”, como anunció “El Cabra”, y desató la locura en el Santa Filomena. Los hits “Sr. Cobranza”, “Los métodos piqueteros”, “El himno del Cucumelo” y “Mountain bike” encendieron aún más la fiesta que se caldeaba y descontrolaba tema tras tema.

También te puede interesar: FOTOS| La intensa tocata de Las Manos de Filippi en Bellavista

Sin dudas, los puntos más altos y catárticos se hicieron presentes cuando la banda trasandina interpretó “Ballenas” y “Cutral-Co”. La primera, una potente crítica a los animalistas, hippies y pacifistas, con una invitación a formar un “ejército de locos que me saquen de la tumba”:

El segundo, la guinda de la torta. La tocata terminó con una canción que se hace cargo de la rabia contra las autoridades de gobierno y la represión que ejerecen. “Hay que matar al presidente, hay que matarlos a todos” se coreó, saltó y sudó como un verdadero himno:

Al final, todos los asistentes empapados no podían más y salieron exhaustos del bar, como todavía asimilando la tremenda descarga energética y espiritual que liberaron junto a Las Manos de Filippi.

Se trató de la primera de sus dos tocatas en Santiago. Hoy en la noche es la tocata original, que ya tenía las entradas agotadas y por eso se realizó una segunda fecha. Seguro que nuevamente saldrá “el ejército de locos” de la tumba.