Cuatro jóvenes presentaron una querella por amenazas de muerte, lesiones y una detención irregular contra un suboficial de la Comisaría de Concón. Esto porque el uniformado los habría amenazado de que no seguir las órdenes de Carabineros, recibirían balazos. 

Según informa SoyChile, todo ocurrió el martes 1 de diciembre, cuando un grupo de amigos celebraba su rendición de la PSU. Los jóvenes salieron a las 2:30 de la madrugada a comprar junto a otro grupo, pero se quedaron más atrás con la intención de hacer un graffiti, momento en el cual fueron sorprendidos por personal policial.

De acuerdo al relato de los querellantes, uno de ellos, Tomás Reyes Martínez, intentó escapar.Ante esto, el suboficial en cuestión, José Olivares Torres, le gritó “¡para o te mato!”. Según denunció Reyes, y a pesar de no haber opuesto resistencia, el suboficial puso su arma de servicio contra su estómago mientras lo insultaba, para luego -según su versión de los hechos-, empujarlo al piso, esposarlo, patearlo y pisar con mucha fuerza su cabeza.

Los amigos del afectado, Diego Álvarez Rosso, Tomás Reyes Lillo y Mauro Pereira León, pidieron al carabinero que se detuviera, sin embargo, ellos dicen que el uniformado los habría apuntado con su arma de servicio, la habría cargado, y gritado que se retiraran del lugar.

Con el clima tenso, uno de los jóvenes comenzó a grabar, pero el carabinero encendió una linterna para nublar la visión, mientras que otra funcionaria -contra quien también emprendieron acciones legales- pidió agresivamente que borrara el video.

En tanto, otro de los estudiantes, Diego Álvarez Rosso, pidió que le dejaran de pegar al primero, pero el uniformado le habría dicho “sale de aquí hueón, camina (sic)”. Álvarez no obedeció, por lo que el suboficial lo habría golpeado en la cabeza, provocándole una rotura de tímpano e hipoacusia.

La denuncia detalla que en la unidad policial, el suboficial “inicia una sesión de tortura sicológica o mental, iniciando una seguidilla de alocuciones amenazantes contra los jóvenes, las que hasta el día de hoy los mantiene con un estado de stress por lo violencia de dichas frases y actos las que fueron grabadas por uno de ellos”.

Los dichos del carabinero quedaron registrados en audio gracias a la grabación de los jóvene con el objetivo de respaldar la acción legal. En el archivo se puede escuchar al carabinero diciendo:

“Te voy a dar un consejo. Cuando Carabineros te diga que te vayas, te vai, sino vai a resultar muerto. Mira escúchame bien, esta hueá(sic) tiene 30 tiros, tú te acercai a un Carabinero y te la va a vaciar toda. Y yo, voy a estar así, tú mamá va a estar sufriendo. Y éste, si se acerca, dos tunazos más por huevón. Pa’ que nunca más. Si te dice Carabineros ándate, tienes que irte. Vos también y si grabai, te va a llegar un tunazo por huevón. Esa hueá(sic) que sale en la tele… tengan cuidado, un día de esos van a morir, por manos de uno de nosotros o de Investigaciones. Si están tomando quédense en la casa los hueones(sic) (…) Hubieran estado muertos hoy día. Yo estaría cagado(sic) de la risa porque me echaría a tres huevones que se acercan a Carabineros bajo amenaza, tres contra uno, la ley me ampara. Y esta hueá yo la puedo andar trayendo en la mano cuando fiscalizo, para que sepan (…) ¿A quién le van a creer? ¿A ustedes o a mí? A uno. Aparte que andan con la pipa, andan hueviando”.

Los denunciantes llegaron acompañados de sus padres para interponer las acciones por amenaza de muerte en dos casos; en otro por amenazas de muerte, golpe en la cabeza, rotura de tímpano con consecuencia de hipoacusia; y por último, por amenaza de muerte, diversos golpes de pies en el cuerpo y cabeza y lesión en la oreja izquierda.

En tanto, Carabineros de Concón no se refirió a las acusaciones y anunciaron que iniciarán un sumario interno.