Hoy se desarrolló el Consejo de Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, que atraviesa un conflicto económico y ante esto, se planteó una reestructuración que puede afectar a los funcionarios.

Precisamente, es algo que los miembros de la Comisión Triestamental y Trabajadores a Honorarios de la facultad, que están movilizados, intentan evitar.

Lo cierto, es que en conversación exclusiva con eldesconcierto.cl, Paola Méndez, dirigente académico, explicó que en el consejo “nos fue pésimo. Se aprobó el solicitar la restructuración a rectoría”.

En ese sentido, agregó que “esto implica que todos los cargos, inclusive los de los trabajadores de planta, académicos y no académicos, quedan a la disposición arbitraria de la autoridad”. 

Méndez además denunció que “se trató de una medida realizada aprovechando la contingencia” y que la “votación sobre esto fue un tema que no estaba en la tabla de hoy”.

Ayer, la agrupación había emitido un comunicado público. En él explicaron que el 13 de diciembre se reunieron la profesora M. Maggiolo, Vice decana; R. Alvarado, Director de Planificación, M. Tamayo, Director de Extensión, C. Oyanedel, Director Económico y de gestión Institucional y representantes de AFUCH, ACAUCH, CES y SITRAHUCH y concluyeron cinco puntos:

1. Reconocen que las cuatro alternativas presupuestarias propuestas en los últimos Consejos de Facultad incluyen un proceso de reestructuración de la Facultad de Medicina, siendo esta reestructuración lo que se votará en el Consejo de Facultad convocado para el día 17 de diciembre.

2. Que esta situación es ampliamente conocida por todos los actores de la Facultad desde el día 12 de noviembre, pues así ha sido explicitado en los Consejos de Facultad realizados a contar de esa fecha como así mismo se ha presentado en diversas instancias como Senado Universitario, Comisión Mixta y diversos claustros académicos de Facultad, entre otros.

3. Este proceso de reestructuración implica que todos los cargos, inclusive los de los trabajadores de planta, académicos y no académicos (no sólo los pertenecientes al ICBM), quedan a la disposición arbitraria de la autoridad.

4. Desde el Consejo de Facultad del día 26 de noviembre se han realizado dos reuniones de la Comisión de Presupuesto para abordar las alternativas que serían discutidas en el Consejo del día de mañana, instancia a la que no han sido convocados los representantes de AFUCH, ACAUCH y CES, a pesar de ser su derecho. Como respuesta a esta situación se nos plantea que fue un error involuntario.

5. Aunque se reiteró en esa reunión que la votación a realizarse en Consejo de Facultad del día de mañana (hoy) es sobre la reestructuración, en la convocatoria a dicha sesión no se indica este aspecto en su tabla, sólo hace mención a Definición del presupuesto de la Facultad y propuesta de acciones 2016, y tampoco se incorpora ninguna documentación que permita reflexionar al respecto.

Frente a esta situación hacemos un llamado a estar movilizados ante los acuerdos que mañana se tomen en el consejo de Facultad.