El destacado economista y profesor de las universidades de Cambridge, Valparaíso y de Santiago, José Gabriel Palma, afirmó que “los principales efectos del TPP se producen en la restricción de la soberanía del país, pero especialmente en el plano interno. En este contexto, el TPP es una movida política de los que quieren que todo siga igual en Chile”.

En un encuentro con organizaciones de la sociedad civil, al que concurrió cerca de un centenar de personas y que fue organizado por la Plataforma Chile Mejor sin TPP, Palma afirmó que “este tratado, de firmarse, instalará una serie de candados para que las cosas no se puedan cambiar. Por poner una sola situación, lo que se quiera hacer implicará compensar a las empresas transnacionales, si éstas estiman que son afectadas. Me parece muy serio que un tratado con estas implicancias, cuando el país además está discutiendo reformas que se deben llevar a cabo, sea completamente ajeno al conocimiento de la ciudadanía”, enfatizó.

Palma agregó que “con el TPP se crea una jurisprudencia favorable al capital extranjero. Aquí hay un problema básico de soberanía que incluso dificulta crear empresas estatales, porque va en la línea opuesta a del tratado”.

También criticó al equipo de negociadores de la Cancillería. “Chile fue el país que menos excepciones negoció en el TPP, lo cual es vergonzoso. Estados Unidos negoció que la protección para su industria de camiones se demoraría 30 años en desaparecer, Malasia hizo lo mismo con su importante interés automotriz, pero Chile sólo negoció Codelco. Prácticamente no negocia otros aportes y deja abierta toda la puerta para la inversión. Me molesta que no haya existido la voluntad de defender con más fuerza los intereses nacionales”, manifestó.

Por ello, el economista hizo un llamado a los parlamentarios a no avalar un acuerdo perjudicial para el país y la opinión pública a conocer las verdaderas consecuencias de su suscripción.