El presidente de España, Mariano Rajoy, paseaba por la calle durante un acto electoral en la ciudad de Pontevedra, cuando un joven de 17 años lo agredió ayer por la tarde.

En un momento del paseo, el joven se acercó al mandatario para supuestamente sacarse una selfie con él. Lo cierto es que el menor aprovechó que Rajoy estaba desprevenido y de la nada lo golpeó con un certero puñetazo en la cara. 

De acuerdo al medio español El País, el agresor fue identificado como Andrés de V., quien al ser detenido aseguró estar “muy contento de haberlo hecho”.

Posteriormente, agredió a uno de los miembros de seguridad del presidente, antes de ser reducido por el resto de los agentes.

Después intentaron minimizar el incidente  y la ministra de Fomento, Ana Pastor, invitó a toda la comitiva a continuar con el paseo.

Finalmente Rajoy, el líder del PP, fue despedido con aplausos y con gritos de presidente a la conclusión del recorrido, antes de dirigirse hacia otra ciudad para participar en una reunión.

Revisa la agresión a continuación: