Este jueves el fiscal nacional Jorge Abbott ingresó en la Corte de Apelaciones de Santiago un escrito que amplia la solicitud de desafuero del senador de la UDI Jaime Orpis, involucrado en el caso Corpesca.

El el documento se detallan pruebas encontradas por el Ministerio Público sobre el presunto desvío de $151.003.720 de asignaciones parlamentarias que se le atribuyen al parlamentario gremialista, cifra total que significaría más del doble de lo que se suponía al principio, según consigna El Mercurio.

Inicialmente, el 24 de octubre el entonces fiscal Sabas Chahuán y la persecutora Ximena Chong habían ingresado una solicitud de desafuero contra Orpis por el presunto desvío de $71.310.688 que el Congreso le otorgó en asignaciones parlamentarias y que según la indagatoria el legislador se había apropiado tras pedirles a cercanos asesorías inexistentes.

Los nuevos antecedentes descubiertos por la fiscalía apuntan a una supuesta contratación fraudulenta de Lorena Saldías y los abogados Javier Jara y Mario Antonio Candia.

Entre las 41 boletas ideológicamente falsas hay asignaciones de Orpis, pero también asesorías inexistentes al Comité de senadores de la UDI, según el documento “Orpis presentó boletas de honorario que se indican al Senado, y esta Corporación, en la creencia de que se trataba de trabajos reales, procedió a los pagos”.