“No es posible que el ejecutivo, entre cuatro paredes, haya sacado una propuesta que no fue el proyecto que trabajamos por meses con los trabajadores”, expresó Margarita Hormazábal, presidenta de la Anfudibam, tras el cambio de último minuto que sufrió la estructura del futuro Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y que hoy afecta directamente a la dirección de bibliotecas, archivos y museos, Dibam.

“Hoy nos bajan de categoría a un Servicio Nacional del Patrimonio. Este no es problema de platas, es un tema de la dignidad de los trabajadores y de las funciones que ellos realizan para el futuro de Chile” agregó Hormazábal.

En entrevista con elDesconcierto.cl, Andrea Lustig, vicepresidenta de la Anfudibam destacó el trabajo nacional de la propuesta, donde “tuvimos encuentros nacionales donde todos plantearon sus puntos y propuestas. Sabemos que es complejo, por eso tomamos esta decisión tan radical, porque entendemos de que se produzcan cambios”.

Lustig explica que “cuando llegó Ernesto Ottone al Consejo, nos dijeron que el modelo anterior no era firme y que había que seguir trabajándolo. Nos presentaron 3 propuestas, y comenzamos a trabajar en una, la del ministerio con dos subsecretarias sin servicios públicos”.

¿Qué es lo que plantean?

“Que se recoja todo el trabajo que se hizo, todas las propuestas de mejora de ese modelo, donde en la Dibam habíamos llegado con tranquilidad y adhesión a un modelo” señala Andrea Lustig agregando que “nuestras expectativas van a que en el Congreso se rechace y el Ejecutivo vuelva a proponer una nueva propuesta”.

Mañana lunes 21, se realizarán Asambleas esperan reunirse con el presidente de la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Roberto Poblete, para iniciar un dialogo tendiente a poder corregir esta desacertada e inconsulta medida en el Congreso.

Esta paralización es de carácter nacional y cuenta con el apoyo mayoritario de los más de 1.200 trabajadores de los Museos, Archivos y Bibliotecas a lo largo del país.