Finalmente, luego de que ayer se entregaran los detalles de la ley corta de gratuidad, la Comisión de Hacienda aprobó por 8 votos y cinco abstenciones las indicaciones del Ejecutivo al proyecto. Esto luego de que la comisión tuviera que sesionar de urgencia por un error que estaba dejando fuera a 9 universidades privadas “tradicionales” del Consejo de Rectores (CRUCh).

El proyecto, que debe ser despachado hoy por el Congreso, venía con un error: el proyecto señala que de las universidades no estatales serán elegibles aquellas en las que, además de contar con 4 años de acreditación y no lucrar,  sus “controladores sean personas naturales o jurídicas, y tenga poder para asegurar mayoría de votos en las asambleas o reuniones de sus miembros”.

Nueve universidades privadas “tradicionales” del CRUCh, al ser fundaciones de otra naturaleza y no tener controladores, quedarían fuera según esta definición. Estas serían la Pontificia Universidad Católica de Chile, U. Austral, U. de Concepción, Federico Santa María, U. Católica del Norte, UC de Temuco, UC del Maule y UC de la Santísima Concepción y PUC de Valparaíso.

La ministra de Justicia, Javiera Blanco, descartó que hubiese errores en el proyecto. “El texto que se analizó ayer es un texto correcto. Otra cosa es que para tranquilidad de algunos parlamentarios se realicen precisiones”.

Además de la corrección del error, se aprobó aumentar de 850 a 900 mil el monto destinado para las becas Nuevo Milenio, destinadas a estudiantes de Institutos profesionales y Centros de Formación Técnica.